España cae a la novena posición en el ranking mundial de producción de vehículos, superada por México