Ford ahorrará 300 euros por coche si se transporta por el corredor mediterráneo

Ford ahorrará 300 euros por coche si se transporta por el corredor mediterráneo

El tejido empresarial económico, político y social vive con intensidad la posible designación del corredor mediterráneo como infraestructura prioritaria en la Unión Europea. Ante esta coyuntura, la Fundación ProAVE recuerda estos días las ventajas que generaría esta línea ferroviaria tanto para el conjunto de las comunidades autónomas afectadas, como también para el Estado y para Europa. ProAVE desveló esta semana que “los datos que proporciona Ford nos indican que el ahorro por coche transportado a Europa asciende a casi 300 euros. No es casual que una empresa tan emblemática y relevante para nuestra economía, asentada en nuestro territorio desde hace más de treinta años, demande con tanta insistencia un acceso ferroviario con Europa en condiciones, a riesgo de tener que irse en un futuro por problemas de competitividad derivados del estrangulamiento ferroviario en que se encuentra la Comunitat Valenciana”.

Pero no solamente se trata de una cuestión de abaratamiento de costes, que también se darían en la distribución a escala europea de los productos agrícolas valencianos. Proave insiste en los términos de atractivo para la inversión extranjera en las comarcas valencianas y en el desarrollo de nuevas actividades de alto valor. “En este caso la ventaja y atractivo del corredor ferroviario deriva de su combinación con una de nuestras principales fortalezas: el sistema portuario”.

La industria valenciana tiene claro que nuestro mar puede convertirse en una puerta de entrada y salida natural del flujo de mercancías entre Europa y Asia, una fuerza fundamental de desarrollo tanto de sector logístico como de numerosas actividades de formación y servicios. Esa es la clave, según Proave, para entender que la opción del Corredor Mediterráneo es mejor que la del eje central (por Madrid). “El Arco Mediterráneo cuenta con esta ventaja diferencial cuya explotación beneficiaría a todo el país”, apuntaron desde la fundación.

Temor a los políticos de Madrid

La eficiencia y competitividad de los puertos del Arco Mediterráneo es básica. Si bien el de Barcelona en estos momentos se encuentra mejor comunicado con la frontera francesa. Para Proave “las malas condiciones de la línea ferroviaria que une la Comunitat Valenciana con Barcelona, constituyen un serio obstáculo al desarrollo económico valenciano y español porque es una infraestructura de baja calidad, con ancho español, con vía única entre Tarragona y Vandellós, compartida por pasajeros y mercancías y que conlleva la imposibilidad de circulación de grandes convoyes”.

Ahora, lo más grave para la Fundación es que “los peligros para nuestro futuro desarrollo se han visto incrementados, aunque sólo sea por la ventaja comparativa que eso proporciona al puerto de Barcelona respecto al de Valencia, el más prometedor de España. Podría ocurrir que lo que la naturaleza y nuestro trabajo nos ofrecen, los políticos de Madrid nos quiten”, apuntaron desde Proave. Los empresarios valencianos volvieron a pedir claridad en la defensa del trazado por la costa.