Visitamos la “cueva” de los prototipos de Ford

La aplicación de la tecnología 3D está abriendo las puertas a una auténtica revolución a la que no es ajeno el sector de la automoción. Las sedes de Ford en Colonia (Alemania) y Dearborn (Estados Unidos) se han convertido, de hecho, en “laboratorios” de experimentación con el 3D como arma principal.