Al volante del nuevo Ford Mondeo

Al volante del nuevo Ford Mondeo

La tercera generación del Ford Mondeo recibe ahora importantes actualizaciones en todos los aspectos, aunque lo que más destaca es la incorporación de dos nuevas y potentes motorizaciones, la presencia del cambio PowerShift de doble embrague y, sobre todo, de los nuevos y más sofisticados sistemas de seguridad y prevención de accidentes.

La incorporación de nuevas y avanzadas tecnologías en el buque insignia de Ford establecen las principales diferencias entre la actual generación y esta que comenzará a distribuirse en los concesionarios de la marca en los primeros días del próximo mes de octubre.

Cambios de estilo de puro trámite

En el exterior del nuevo Mondeo se continúa con la impronta y las pautas del estilo ya vistos en los nuevos Galaxy y S–Max. Lo primero que destaca es su aire mucho más deportivo y esbelto. También se ha pretendido dotarle de una mayor sofisticación y lujo visual, manteniéndose la variedad de carrocerías con posibilidades de elegir entre las berlinas de 4 y 5 puertas y enorme familiar. Por cierto la carrocería de 5 puertas es la más demandada en nuestro país con un 86 por ciento de penetración. Al práctico familiar SW se le pretende proporcionar el impulso necesario para conseguir elevar su peso en el "mix' de ventas por carrocerías, en el que ahora representa un escaso diez por ciento.

En el frontal del nuevo Mondeo se cambian los trazos del capó, con pliegues más pronunciados. El paragolpes recibe una enorme rejilla inferior con el esquema trapezoidal remarcado por un visible marco cromado que ya se ha hecho clásica en la marca y que se llega heredada del Ford Fiesta.

La tecnología viene también en ayuda del estilo, adoptando elementos marcados por las últimas tendencias como los leds encargados de formar las seguras líneas de luz diurna. Este mismo y eficaz sistema de iluminación, que asocia a un norme rendimiento lumínico el menor consumo energético, se traslada a los grupos ópticos posteriores, ahora con mayor tamaño, e incluso a las luces interiores de cortesía y de lectura. Los cambios en la zaga incluyen y culminan con un nuevo paragolpes y la presencia, según versiones, de dos salidas de escape. El marco cromado que bordea los cristales laterales, disponible sólo para las versiones más equipadas y lujosas, culmina los cambios en el estilo.

En el interior los cambios son incluso más de matiz. No se modifican las formas, pero sí la textura de materiales, ahora con mayor empaque, y la serigrafía y formas de la instrumentación, incorporando al mismo tiempo una nueva y más moderna interface para las informaciones que se ofrecen en la pantalla situada entre el velocímetro y el cuentavueltas.

Por último, una nueva elección de telas y pieles, con tonos exclusivos y combinaciones más atrevidas, concluyen los cambios estéticos en carrocería e interior. Los resultados obtenidos con todos estos cambios contribuyen a mejorar la sensación de calidad que se percibe en el interior, a lo que se añade un acabado y terminación fuera de críticas.

Mayor contenido tecnológico en todos los campos

La implantación de nuevos motores y desarrollados y eficaces sistemas de seguridad es lo que más destaca en esta edición del Moneo. De entrada recibe dos nuevos motores. La estrella es el eficiente propulsor de gasolina con dos litros y 240 CV. Realizado íntegramente el aluminio hereda las bases de toda la familia EcoBoost, esto es, la inyección directa de combustible, la utilización de un sistema de distribución variable y la ayuda de la sobrealimentación con una turbina de reducida inercia, lo que les permite girar a más de 200.000 rpm. Con estos argumentos se consigue en la práctica reducir el consumo y las emisiones, situando los primeros en sólo 7,7 litros a los cien kilómetros para el ciclo combinado, con 179 gr de emisiones de CO2 por kilómetro.

Comparado con el anterior motor de 2,3 litros, este 2.0 EcoBoost emite un 19 por ciento menos de emisiones, pero con un 50 por ciento más de potencia y un 60 por ciento más de par disponible. La gama de motores de gasolina, que culmina con este potente dos litros, se completa con un básico dos litros de 145 CV, al que siguen el 1.6 también EcoBoost de elevado rendimiento, 160 CV y el dos litros de 203 CV que será también estreno en la nueva gama Mondeo.

De forma paralela y de momento en exclusiva para los motores de 203 y 240 CV de gasolina en los que forma parte del equipamiento de serie, se monta la eficiente transmisión PowerShift, ya disponible desde hace tiempo en el Focus. Esta transmisión se caracteriza por disponer de un embrague doble, esta vez de tipo húmedo y proporciona, según hemos podido comprobar en la toma de contacto, un comportamiento muy satisfactorio.

Nos ha parecido un conjunto eficaz si lo que pretendemos es tener un vehículo con prestaciones de primer nivel. El motor le proporciona unas enormes dotes dinámicas, el cambio de marchas tienen un comportamiento suave y rapidísimo en sus transiciones entre marchas –debemos recordar que siempre llevamos dos marchas engranadas– mientras que al eficiente bastidor únicamente puede criticársele los problemas derivados del enorme tamaño del vehículo y las consecuencias que esto tiene en su peso y por lo tanto en la agilidad que despliega. Los 7,5 segundos en llegar a los 100 km/h y sus 246 km/h de velocidad máxima son sin duda los argumentos de mayor peso en el apartado de prestaciones.

Amplia gama de motores diésel

Si duda un viajero pertinaz como el Mondeo encuentra en los motores diésel sus mejores aliados. La gama de este tipo de propulsores es bastante amplia, con cinco distintas posibilidades. Por encima destaca el nuevo motor de 2,2 litros y 200 CV de potencia. En la toma de contacto nos ha parecido muy eficiente y perfectamente adaptado al nuevo impulso que ha recibido el Mondeo.

Quizás debería mejorar y ofrecer una mayor elasticidad a bajas revoluciones, pero en líneas generales, y frente al mayor consumo de los motores de gasolina, nos parece un motor especialmente rentable, ya que a sus 200 CV opone sólo un consumo ponderado de 6,0 litros, con sólo 8,1 s. en llegar a los 100 km/h, lo que le asegura un más que defendible dinamismo.

Además de la disponibilidad de este nuevo motor, que cierra la gama por arriba, se ofrecen otros cuatro motores, con potencias que se inician en los 115 CV del dos litros básico, pasando por los 115 del 1.8 TDCi, y los clásicos 140 o 163 CV del dos litros TDCI. Todos estos motores van acompañados por trasmisiones manuales de 6 relaciones, pudiendo elegirse como opción el cambio PowerShift por 1.850 euros suplementarios, aunque sólo para los motores de 140 y 163 CV, descartando de momento esta posibilidad para el nuevo 200 CV, impidiéndose justo la combinación que pensamos resultaría más atractiva.

Sin embargo, y aunque los detalles están todavía por definir, se asegura que en un futuro existirá una versión TDCI de 200 CV con este tipo de transmisión, aunque seguramente en su interior albergará un mayor número de relaciones.

Tecnología aplicada a la seguridad y a la eficiencia

Kit Powershift

Estas son sin duda los dos aspectos en los que el nuevo Mondeo más ha avanzado. En el campo de la seguridad Ford ha desarrollado para este vehículo nuevos sistemas como el control del cambio de carril, que se traduce en una vibración en el volante cuando salimos del espacio marcado por las líneas que delimitan el carril por el que circulamos; el Drive Alert, que nos avisa si nos estamos durmiendo; los sensores de control del alumbrado de carretera; el de información de presencia de un vehículo en el ángulo muerto; además del limitador de velocidad y el parabrisas calefactado.

Todos estos elementos se montan de serie en los acabados Titanium y por 800 euros están disponibles para el más básico Trend. Los precios de las carrocerías de 4 y 5 puertas son idénticos, debiendo añadir 750 euros suplementarios si elegimos la práctica carrocería familiar SW.

Precios

Mondeo Trend 2.0 145 CV 4 y 5 p: 24.615 euros

Mondeo Titanium 2.0 145 CV 4 y 5 p: 26.615 euros

Mondeo Titanium 1.6 EcoBoost 160 CV 4 y 5 p: 27.800 euros

Mondeo Titanium S 2.0 EcoBoost 203 CV 5p: 34.600 euros

Mondeo Titanium S 2.0 EcoBoost 240 CV 5p: 37.600 euros

Mondeo Trend 2.0 TDCI 115 CV 4 y 5 p: 24.600 euros

Mondeo Trend 1.8 TDCI 125 CV 4 y 5 p: 24.600 euros

Mondeo Trend 2.0 TDCI 140 CV 4 y 5 p: 25.800 euros

Mondeo Titanium 2.0 TDCI 140 CV 4 y 5 p: 27.800 euros

Mondeo Titanium 2.0 TDCI 163 CV 4 y 5 p: 29.000 euros

Mondeo Titanium 2.2 TDCI 200 CV 4 y 5 p: 31.000 euros

Mondeo Titanium S 2.0 TDCI 163 CV 5 p: 32.000 euros

Mondeo Titanium S 2.2 TDCI 200 CV 5p: 34.000 euros

Ficha técnica

Lanzamiento: Principios de Octubre 2010

Dimensiones: Longitud:: 4.850 mm 4p/ 4.784 5p/ 4.837 mm Familiar. Anchura: 1.886 mm. Altura:1.500 mm 4 y 5 p; 1.512 mm Familiar

Maletero: 550 litros 4 p; de 540 a 1.460 litros 5p; de 549 a 1.740 litros Familiar

Mecánica: Con cuatro cilindros en línea. Gasolina de 145 a 240 CV. Diesel de 115 a 200 CV

Cambio: Manual de 5 y 6 relaciones o automática PowerShift de 6 marchas

Prestaciones: De 0 a 100 km/h: desde los 11,4 s del 2.0 TDCI de 115 CV en carrocería familiar a los 7,5 del 2.0 de 240 CV

Consumo medio: Desde los 5,3 l/100 km del TDCI de 115 CV hasta los 7,9 l/100 km del 2.0 de 145 CV

Emisiones de CO2: Desde los 139 gr/km del TDCI de 115 CV hasta los 184 gr/km del 2.0 de 145 CV.