Apuesta monovolumen

Apuesta monovolumen

P. Pelagio/J. Pinés

La llegada de la nueva generación C–Max supone un doble reto para la firma del óvalo. Por un lado, esta totalmente actualizada oferta de Ford supone la consolidación del programa monovolumen de la marca que, tras la incorporación de los también nuevos S–Max y Galaxy se refuerza con las dos innovadoras propuestas compactas C–Max y Grand C–Max. Así mismo, el lanzamiento de estos modelos supone el estreno de la plataforma global de vehículos a nivel mundial concebida bajo el programa «One Ford Strategy».

Para 5 ó 7 plazas

El desarrollo de este producto ha seguido dos líneas paralelas, con el objeto de crear otras dos alternativas claramente diferenciadas. Mientras el C–Max presume de una dinámica y deportiva imagen, dirigida a un amplio segmento de mercado, el Grand C–Max está orientado a un público más familiar, gracias a la versatilidad que ofrecen sus siete plazas y sus puertas correderas laterales. Siempre bajo las directrices del «kinetic design» de Ford, ambos vehículos comparten numerosos rasgos.

No obstante, la versión de cinco plazas potencia su carácter deportivo gracias a una imagen más compacta, mientras que la de mayor capacidad, amplía el volumen de su trasera. Con ello gana en espacio así como en superficie de la luneta posterior. Unos cambios que también conllevan una superior longitud total; 4,52 metros frente a los 4,38 del C–Max, además de superarlo también en 458 milímetros de altura.

Modularidad interior

El habitáculo también ha sido objeto de numerosas mejoras. En el caso del C–Max, se opta por el probado concepto de sentado del modelo previo, con tres asientos individualmente plegables al 40/20/40 en la segunda fila. También se puede disponer de manera opcional del Comfort System de Ford, que permite plegar el asiento central, mientras que los asientos exteriores se deslizan en diagonal hacia atrás y hacia el interior para crear una distribución 2+2 más amplia. En el Grand C–Max se cuenta con un mecanismo que permite el pliegue rápido y fácil del asiento central debajo del derecho, creando un espacio de paso central para que los pasajeros puedan acceder con facilidad a la tercera fila.

La gama

Liderando la gama de motores de gasolina está la primera aplicación del nuevo motor 1.6 Ford EcoBoost de 4 cilindros de gasolina, disponible en versiones de 150 CV y 180 CV.

La gama diesel presenta versiones potenciadas de los motores diesel Ford Duratorq TDCi de 1.6 y 2.0 litros, en potencias de 95, 115 140 y 163 CV. Todo ello estructurado en los niveles de acabado Trend y Titanium, y la posibilidad de equipar en algunas motorizaciones el cambio automático de doble embrague Ford Powershift.

Destacar la campaña de promoción inicial en la que los dos niveles de terminación, se ven beneficiados de un completo equipamiento de regalo.

Ingenioso habitáculo/ Más espacio y modularidad

El interior del Grand C–Max se caracteriza por contar con un mecanismo que permite el pliegue rápido y fácil del asiento central debajo del derecho, creando un espacio de paso central para que los pasajeros puedan acceder con facilidad a la tercera fila. Las puertas laterales correderas también refuerzan la accesibilidad al interior y el aparcar en espacio de reducida anchura. El nivel de equipamiento y de acabado del salpicadero es de notable calidad.

Los «First Edition», hasta el 15 de noviembre

Inmersos en plena campaña de lanzamiento, en Ford han querido mantener hasta el 15 de noviembre la oferta de las versiones First Edition. A través de este programa, el usuario recibe la versión Titanium por el precio de la Trend, incluidos los paquetes de equipamiento de regalo que se incluyen con motivo del inicio de la comercialización. Los interesados aún están a tiempo de registrarse en la web www.comonuncalohasvisto.com.