Citroën prevé fabricar 357.000 coches en Vigo en 2011, 37.000 menos que este año

Citroën prevé fabricar 357.000 coches en Vigo en 2011, 37.000 menos que este año

J. CARNEIRO – VIGO La planta de Citroën en Vigo trabaja ya sobre un "escenario 2011" en el que prevé una producción anual de 357.000 vehículos, 37.000 menos de los que saldrán de Balaídos al cierre de 2010. Se trata de un primer cálculo trasladado a proveedores y comité de empresa que mantiene el desequilibrio entre las dos líneas de producción de la fábrica: de esas 357.000 unidades, 245.000 serán furgonetas Berlingo–Partner (Sistema 1) y 112.000, monovolúmenes C4 Picasso y Grand C4 Picasso (Sistema 2). Los sindicatos, pese a que reconocen que se trata de una previsión "muy temprana" que podría cambiar a lo largo de los próximos meses, temen que esta caída de actividad –concentrada de nuevo en el Sistema 2– tenga repercusiones negativas en la plantilla a principios del año que viene.

La dirección de la factoría avanzó ayer sus previsiones para 2011 al comité de empresa en una reunión en la que confirmó el calendario de producción de octubre (mes en el que se trabajará dos sábados y un domingo). La fábrica cerrará sus puertas en 2010 con una producción total de 394.000 automóviles y mantiene los siete días de parada en el Sistema 2 a finales de noviembre o principios de diciembre por el fin de serie del Xsara Picasso (dejará de fabricarse tras más de trece años en cadena) y una menor demanda del C4 Picasso, mientras que el Sistema 1 se mantendrá estable.

Esta tónica se repetirá, a priori, el próximo ejercicio, en el que se estima una producción de 357.000 unidades, un 9,3% inferior a la de este año. No obstante, la previsión es superior a la que se había programado para el actual ejercicio en el arranque del año, que era de 348.000 vehículos y que finalmente se convertirán en 394.000 gracias al aumento de las ventas sobre todo en el primer semestre, en el que PSA batió un récord histórico de matriculaciones por las ayudas a la compra y una cierta mejoría económica. De igual forma, los sindicatos confían en que haya nuevos pedidos el próximo año que engorden esos 357.000 vehículos estimados.

El problema, según el comité de empresa, vuelve a ser el desequilibrio entre las dos líneas, ya que PSA prevé fabricar en 2011 el doble de furgonetas (Sistema 1) que de monovolúmenes (Sistema 2). "Tienen intención de mantener una cadencia de 45 vehículos a la hora, pero eso será insostenible si al final de año sólo vamos a fabricar 112.000 monovolúmenes", argumentan desde los sindicatos, que temen nuevos recortes de empleo como los registrados en marzo y abril para adaptarse a la menor producción. Para minimizar este posible impacto sobre el empleo, centrales como CC OO propusieron al centro un trasvase de producción entre los dos Sistemas, aunque la dirección argumentó que existen problemas técnicos que no lo harían rentable.

El grupo negocia un ERE de 47 días en Madrid

2011 se presenta como un año incierto para la industria automovilística nacional. La otra planta del grupo PSA Peugeot Citroën en España, la de Villaverde (Madrid), ya se ha apresurado a plantear la necesidad de un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para el nuevo curso, con el fin de adaptarse a la menor demanda de automóviles en los mercados internacionales.

En concreto, PSA–Madrid comunicó este mes su intención de presentar un ERE entre el 34 de septiembre y el 30 de junio con un total de 47 días de parada de producción, justificando su necesidad en la previsible caída de ventas de los modelos fabricados en Villaverde. Dirección y sindicatos negocian estos días los términos del ajuste. El expediente afectaría a la totalidad de la plantilla de la factoría madrileña, que produce los modelos Peugeot 207 y Citroën C3.

Los fabricantes de vehículos instalados en España aplicaron un total de 166 expedientes en los siete primeros meses del año, lo que supone un descenso del 60% respecto al mismo período de 2009, según los datos del Ministerio de Trabajo. No obstante, los ERE con medidas de extinción, es decir, los despidos colectivos, continuaron creciendo en este sector y afectaron entre enero y julio a 3.163 trabajadores, un 5,3% más.