El Gobierno chino dice que un aumento en sector del automóvil dañará la economía nacional

El Gobierno chino dice que un aumento en sector del automóvil dañará la economía nacional

A pesar de que el gigante asiático se convirtió el año pasado en el mayor mercado automovilístico mundial, superando a EEUU, con unas ventas de 13,64 millones de automóviles, "la capacidad planeada para el año 2015 excederá de lejos la demanda del país", dijo Chen Bin, miembro de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma Nacional.

Según Chen, "los treinta principales fabricantes de coches de China alcanzaron a finales del año pasado una capacidad de producción de 13,59 millones de vehículos, y la cifra para el 2015 se situará entorno a los 31,24 millones, lo que excederá en gran parte la demanda".

Además, señaló que "los gobiernos locales impulsados por los ingresos y los beneficios económicos han estado haciendo a ciegas esfuerzos por abrir nuevas fábricas y ampliar la capacidad".

Por ello, Chen pidió a las autoridades locales que se deje de presionar a los fabricantes para incrementar la producción y que se ponga fin a las políticas favorables de impuestos de las que disfrutan ciertas empresas.

Chen agregó que los gobiernos deben supervisar mejor los datos de eficiencia industrial para llevar a cabo una distribución razonable de recursos.

Los fabricantes se beneficiaron de los subsidios anunciados en junio por Pekín para la adquisición de vehículos de pequeño tamaño, con motores reducidos y eficientes energéticamente.

El Gobierno chino subvenciona con 3.000 yuanes (440 dólares, 357 euros) la compra de automóviles con un motor de menos de 1.600 centímetros cúbicos y reduce el impuesto de este tipo de vehículos al 7,5 por ciento, en vez del 10 por ciento habitual.

Asimismo, los compradores de vehículos eléctricos en las grandes ciudades chinas pueden recibir ayudas de hasta 60.000 yuanes (8.800 dólares, 7.150 euros).

De acuerdo con el Centro de Investigación y Tecnología de la Automoción de China (CATRC, sus siglas en inglés), las ventas de vehículos en el gigante asiático ascendieron a 1,21 millones de unidades durante el mes de agosto, lo que supone un crecimiento del 55,7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.