Empresarios de la energía solar se reúnen para oponerse a regulación Gobierno

Empresarios de la energía solar se reúnen para oponerse a regulación Gobierno

Este sector empresarial, que celebrará su asamblea en la Universidad Politécnica de Valencia, se considera afectado por las reducciones retroactivas propuestas por el Ministerio de Industria para las plantas de energía solar fotovoltaica, y ya han celebrado otras reuniones en Andalucía, Galicia, Navarra y Cataluña.

Estos empresarios advierten de que los recortes, fruto del Real Decreto 1565/2010, están sembrando la alarma entre los inversores internacionales, y citan un artículo publicado este pasado lunes en el "Financial Times" en el que su titular alertaba de que "los inversores podrían abandonar España tras los recortes".

En el primer párrafo de la información, según las mismas fuentes, se señalaba que "los inversores institucionales pueden estar preparados para salir en masa de sus activos españoles ante la próxima aprobación de una controvertida ley por parte de Madrid".

Además, la información resaltaba el hecho de que "aunque otros países han recortado los subsidios a las nuevas plantas de energía solar, España es el único país en aplicarlo también a proyectos ya existentes", una medida que no ha gustado "a los gestores de fondos y de "private equity', con presencia en el sector español".

El diario financiero también resaltaba que, en opinión de los participantes en un estudio llevado a cabo entre gestores de 52 instituciones inversoras que manejan ocho billones de euros, "cualquier corte de tarifa retroactivo incrementará la percepción de riesgo regulatorio para las compañías reguladas españolas, así como para los bancos y la deuda soberana".

En ese sentido, los empresarios apuntan en el comunicado que el sector solar fotovoltaico español está muy atomizado ya que hay más de 50.000 instalaciones y alrededor de 60.000 inversores, entre los que se encuentran no sólo empresas e inversores internacionales, sino también muchos miles de pequeños ahorradores que decidieron hacer una inversión segura a largo plazo con la anterior regulación. En el Real Decreto 661/2007 se establecía una remuneración fija para toda la producción de las plantas solares a lo largo de todo su ciclo de vida, marcado en veintiocho años, y no en veinticinco como se quiere aplicar con este nuevo decreto.