Faurecia revisa al alza sus previsiones para 2010

Faurecia revisa al alza sus previsiones para 2010

Delabriere indicó que la evolución de sus resultados económicos se mantendrá durante el segundo trimestre del año y afirmó que sus ventas se incrementarán "al menos" un 30% en el primer semestre, lo que permitirá que la cifra de negocio aumente por encima del 4% estimada inicialmente.

"En conjunto ciertamente estaremos significativamente por encima de nuestras previsiones de principio de año para el conjunto de 2010. Estaremos significativamente, probablemente muy significativamente por encima", añadió el consejero delegado de la firma.

No obstante, Delabriere indicó que para precisar más la subida habrá que esperar a la evolución del mercado europeo durante la segunda mitad del año y afirmó que su nueva previsión se dará a conocer al mismo tiempo que los resultados del segundo trimestre, durante el próximo mes de julio.

En este sentido, indicó que la actividad de la compañía durante la segunda mitad de 2010 dependerá, en buena medida, del impacto que tendrá la finalización de las ayudas públicas a la compra de automóviles en diferentes países europeos.

NUEVO CONSEJERO.

Por otra parte, la junta general de accionistas de Faurecia aprobó hoy el nombramiento de Hans–Georg Härter, actual consejero delegado de la compañía ZF Friedrichshafen, como nuevo consejero de la compañía.

La corporación con sede en la ciudad gala de Nanterre explicó que el nombramiento de Härter tiene una vigencia de seis años y resaltó que durante la junta general de accionistas se aprobaron todas las resoluciones sometidas a votación.

El nuevo consejero de Faurecia ha desarrollado toda su carrera profesional en el grupo ZF, al que se incorporó en 1973, y desde enero de 2007 ejercía la responsabilidad de consejero delegado de ZF Friedrichshafen.

ZF Friedrichshafen, que facturó 9.400 millones de euros en 2009, es uno de los principales proveedores de la industria del automóvil mundial y está especializado en transmisiones y chasis. La empresa cuenta con una plantilla de 60.000 personas y opera en 27 países en los que tiene 123 plantas.