Flores asegura que el Consell "está en disposición de estudiar" una medida similar al PEI del Gobierno central

Flores asegura que el Consell "está en disposición de estudiar" una medida similar al PEI del Gobierno central

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, aseguró hoy que el Gobierno valenciano "está en disposición de estudiar" una medida similar al Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) anunciado por el Gobierno central que compromete una inversión de 17.000 millones de euros entre 2010 y 2011. "Estamos en disposición de estudiar algo parecido", apuntó.

Flores, —que se expresó de esta manera durante su comparecencia en la Comisión de Obras Públicas y Transportes, donde el diputado socialista Francesc Signes le inquirió por los datos de licitación de 2009 por parte de la Generalitat—, recordó, no obstante, que el Consell dispone del Plan Confianza "que afecta a esta Conselleria en más 415 millones de euros", apostilló.

El Gobierno central anunció la semana pasada la aplicación de un Plan Extraordinario de Infraestructuras, dotado con 17.000 millones para licitar para 2010–2011, en el que la financiación se efectuará mediante la colaboración público–privada.

La financiación se llevará a cabo con la colaboración del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). El Gobierno pagará las infraestructuras, una vez haya terminado su construcción y puesta en servicio, a través de un canon anual a las concesionarias a lo largo de unos 25 ó 30 años.

El titular de Infraestructuras explicó que su departamento está "estudiando ese plan extraordinario del Gobierno" que se basa en "un ámbito concesional de inversiones público–privadas", motivo por el cual "estamos viendo cómo afecta al cómputo de la deuda" de la Generalitat, apuntó.

Por su parte, Signes explicó que hoy ha presentado una proposición no de ley en las Corts por la que propone al Consell la elaboración y aplicación de un PEI por parte del Consell. De manera que insta al Gobierno valenciano estudiar e identificar aquellos proyectos que están en disposición de ser licitados —pero que se han quedado fuera de las previsiones por falta de presupuesto— y que negocie con la banca un anticipo para este año y el que viene, con el objetivo de poner en marcha dichos proyectos.

En cuanto a los datos de licitación, el conseller Mario Flores señaló que, según los datos definitivos de SEOPAN, el Gobierno recortó un 37,2% la licitación para la Comunitat Valenciana en 2009 —respecto a 2008—, mientras que esta cifra, por parte de la Conselleria, se situó en un 10% —pasa de 195 a 176 millones en los mencionados años— y lo justificó con la falta de financiación adecuada del Gobierno central a la Comunitat Valenciana.