Fondos extranjeros piden a Zapatero que mantenga las primas a la solar

Fondos extranjeros piden a Zapatero que mantenga las primas a la solar

Una decena de inversores internacionales, representantes de fondos de pensiones y compañías de seguros, con inversiones de más de 3.000 millones de euros en energía solar fotovoltaica en España, han escrito una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para exigirle que se posicione claramente en contra de la rebaja de la retribución a las instalaciones de esta tecnología que ya están en marcha.

Las patronales fotovoltaicas afirmaron el pasado miércoles que el ministerio de Industria plantea una reducción a las primas de las plantas en funcionamiento de alrededor de un 30%, para ahorrar unos 1.000 millones de euros en subvenciones a las renovables. Sin embargo, el temor a la retroactividad ya lleva rondando por el sector varios meses. "Queremos que quede constancia de nuestra más fuerte objeción a cualquier consideración de reducciones retroactivas", declararon.

La carta está fechada el 27 de mayo y entre los firmantes se encuentran HgCapital, Hudson Clean Energy, 9Ren, NIBC Infraestructure Partners, Hazel Capital, Impax o Ampere Equity Fund.

Los inversores se dirigen al presidente de modo tajante afirmando que "no es aceptable ninguna reducción de tipo retroactivo". "No consideramos este punto como materia de rebaja o de negociación", aseguran. De hecho, le urgen a que "públicamente y con la mayor prontitud repudie cualquier cambio retroactivo de la tarifa del 661", el real decreto que estuvo vigente para la fotovoltaica hasta septiembre de 2008 y que consagraba una retribución más beneficiosa para esta energía que la actual. El año de transición que fijaba antes de que se bajaran las tarifas provocó un efecto llamada entre el sector que supuso la instalación en 2008 de más de 2.500 megavatios (MW) de esta energía, cuando el objetivo del Gobierno era tener 400 MW instalados en 2010. Actualmente, hay más de 3.600 MW en España.

Las primas a la energía solar fotovoltaica se dispararon, por lo tanto, hasta los 2.577 millones, de los 6.200 millones que cobró en 2009 el régimen especial. Los fondos aseguran que, pese a que se argumente esta retroactividad en "una rentabilidad excesiva, una contribución al déficit de tarifa y a malas prácticas y fraudes en el sector", ninguna de estas afirmaciones "es acertada o está probada y, desde luego, no se aplican a nuestras inversiones".

Por otro lado, los fondos advierten de las "serias implicaciones" que tendría esta medida como "la pérdida de confianza de los inversores en el sistema español" para hacer cualquier tipo de inversión, "el alza de precios de los préstamos y la caída de valor en las acciones de las empresas españolas" y la "pérdida de confianza de los inversores en las energías renovables en todos los países de la UE". De hecho avanzan que "hay inversiones paralizadas a la espera de que se aclare este tema".

"A corto plazo, aunque puede parecer una acción pequeña, cualquier cambio retroactivo puede tener muchas ramificaciones negativas para España. (…) Nosotros no somos los causantes del déficit de tarifa español ni de otras cuestiones así que no tenemos que pagar por ello", recalcan taxativamente.

En España

Desde el sector, se habla de que los bancos tienen invertidos en las plantas fotovoltaicas hasta 15.000 millones de euros, unos 10.000 de los cuales se verían afectados por este cambio retroactivo.

BBVA sería la entidad que más habría financiado en España a las fotovoltaicas, con unos 2.400 millones de euros, según datos de Bloomberg. Le seguiría Banco Santander, con 1.800 millones, y Caja Madrid habría prestado otros 1.500 millones de euros.

1.000 megavatios entran tarde en la red eléctrica

Desde la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif), mantienen su puja por sacar del sistema de retribución a las instalaciones que están irregularmente acogidas a las primas del Real Decreto 661/2007. Esta propuesta se presentó al Ministerio de Industria como idea para evitar la aplicación de la retroactividad y reducir el monto de las primas que se están pagando actualmente. Según cálculos de la patronal basados en datos de la propia Comisión Nacional de la Energía (CNE), desde octubre de 2008, el mes siguiente a que dejara de estar vigente el Real Decreto 661, hasta octubre de 2009, "se ha incrementado un 37% la producción para la misma potencia" o, lo que es equivalente, "un 42% más de producción para el mismo número de instalaciones". Esto implica que había al menos 1.200 megavatios (MW) fotovoltaicos teóricamente instalados y que no producían.

La asociación realiza varios ajustes de corrección por posibles "repotenciaciones de plantas entre estas fechas", es decir, que se cambian o añaden equipos a las mismas instalaciones para producir más, y por "las posibles plantas terminadas pero no conectadas a finales de septiembre de 2008". En total, "se estima que de los 3.342 MW que según datos de la CNE estaban generando en octubre de 2008, entre 600 MW y 1.000 MW no estaban operativos. ¿Estaban instalados?", se preguntan desde la patronal.

Aunque este argumento no ha servido para que Industria no introduzca un posible recorte retroactivo, el ministerio está dando los últimos retoques a un Real Decreto contra el fraude, que recoge mecanismos de comprobación de números de serie de módulos importados, entre otros sistemas, para sacar a las irregulares del sistema.