Ford mueve todo su ingenio para producir buenos coches y menos contaminantes

Ford mueve todo su ingenio para producir buenos coches y menos contaminantes

Después de la tormenta llega la calma y eso está ocurriendo en Ford, uno de los iconos más grandes de la industria automotriz mundial, pero especialmente de los Estados Unidos.

Desde la llegada en 2006, de Allan Mulally, presidente y CEO de Ford, la compañía viene en ascenso, luego de realizar los ajustes necesarios a sus finanzas y estrategias de mercadeo. Ajustes fuertes, que consistieron en recortes salariales, venta de Land Rover, Jaguar y Volvo y acuerdos de retiro con el sindicato, medidas que fueron necesarias en su momento, sin que se viera comprometida la investigación y el desarrollo de nuevos productos y tecnologías.

Esto está demostrado con un renovado portafolio actual de productos con el Fusion, Focus, Edge, Escape, Taurus, los modelos de Lincoln y Mercury, entre otros, que incluyen a su vez, los dos lanzamientos más recientes, como lo son las nuevas versiones del Fiesta, primer carro global de la marca, ya disponible en Colombia, y la completamente renovada Explorer, cuyo lanzamiento inicialmente se hizo de manera local.

De igual forma con inversiones en sus plantas de ensamble, manufactura y diseño, Ford ha logrado desarrollar tecnologías "verdes", encaminadas a preservar el medio ambiente, basado en la tendencia obligatoria de los mercados.

Estas investigaciones han hecho evolucionar los motores de gasolina y diésel con el denominado EcoBoost, presentado por primera vez en 2007, el cual combina inyección directa, turbo y una menor cilindrada con el fin de bajar el consumo de combustible, sin comprometer la potencia y reduciendo considerablemente las emisiones de Co2.

Con esta nueva configuración los ingenieros de Ford, lograron reemplazar el tradicional motor V8 por un V6 de 3.5 litros con la misma eficacia en potencia a su antecesor y también tendrán disponibles motores de 2 y 1.6 litros de 4 cilindros. Para 2013, Ford planea que todo su portafolio de productos esté equipado con esta nueva tecnología de motores EcoBoost.

Adicionalmente mantiene la evolución de los motores Flex, capaces de trabajar con un 85% y 100% de etanol, los cuales están direccionados principalmente al mercado local y al brasileño.

Los híbridos, los eléctricos y hasta el hidrógeno hacen parte de las investigaciones que adelanta Ford, en su cuartel general de vehículos experimentales ubicado en Dearborn, Michigan. En cuanto a los híbridos se trabaja fuertemente desde 2004 con el desarrollo del Fusion, Focus y la camioneta Escape, cuyos modelos se vienen comercializando en la actualidad.

En el tema de eléctricos Ford tomó la plataforma original de su modelo Focus y tiene previsto presentarlo en sociedad a finales de 2011. Sus baterías tendrían una autonomía de 160 kilómetros con un tiempo de carga de 6 a 12 horas. En la actualidad, los eléctricos son tecnologías en estudio, pues aún tienen grandes barreras a vencer en cuanto al peso y tamaño de las baterías y también tienen un importante escollo en el desecho de las mismas.

Paralelamente, con este mismo modelo se trabaja con el hidrógeno como fuente de energía con el cual han logrado una autonomía de 320 kilómetros y 87 caballos de potencia. El auto tiene una excelente respuesta al pisar a fondo su acelerador.

Sin embargo, los costos y complejidad del manejo de este combustible, junto con la infraestructura que requiere, lo hacen inviable en este momento, por lo que habrá que esperar un buen tiempo.

Estos procesos evolutivos son lentos y se requiere que no solo los fabricantes concentren sus investigaciones y desarrollo en estas alternativas, sino que también los gobiernos apoyen estas iniciativas con infraestructura y desde luego con incentivos, especialmente para el usuario final.

John Viera, director de Sustentabilidad y política ambiental de Ford, departamento creado en el 2000 por el director ejecutivo de la compañía, Bill Ford, asegura que en el caso de los vehículos eléctricos es indispensable no tener como única fuente de energía para la recarga de las baterías el agua sino también buscar la del sol o la del viento.

De acuerdo con Viera él cree que si los gobiernos y los fabricantes logran establecer unidad en unos programas ambientales bien estructurados, en 2050 el uso de combustibles fósiles puede ser mínimo.

Por otra parte Ford ha establecido como norma que el 85 por ciento de sus autos estén fabricados con materiales reciclables.

En la actualidad Ford junto con Chevrolet, Toyota y Chrysler firmaron un acuerdo con apoyo del gobierno federal, estableciendo un consorcio para chatarrizar de manera segura los autos sin importar el fabricante.

El departamento de Sustentabilidad de Ford, tiene igualmente a su cargo la tarea de establecer los lineamientos para que todas las plantas de la compañía, en el mundo, contribuyan a preservar el medio ambiente. Un ejemplo es el implementado en cuanto al suministro de energía, mediante techos solares, en las plantas de Michigan, Estados Unidos y Valencia, España, mientras que en la de Londres, Inglaterra, lo hace a través del viento o energía eólica.

De esta manera, Ford se alinea con políticas ambientales necesarias que requieren de la mayor atención posible, por parte de toda la industria automotriz en general, así como la de los gobiernos, para la debida conservación del planeta en que vivirán las futuras generaciones.

* Asistimos a Detroit Michigan, por invitación de Ford de Colombia.

PRESENTACIÓN ECOLÓGICA

El tablero de instrumentos del Fusion híbrido combina los indicadores tradicionales con el de la carga de la batería del motor eléctrico. Es totalmente digital, de fácil lectura con colores suaves que descansan la vista del conductor. Este tipo de tableros están también presentes en otros híbridos de Ford como la Escape y el Focus. En la actualidad la compañía comercializa estos modelos en el mercado local y para 2013 tiene planes para empezar a fabricarlos en la planta ubicada en Valencia, España.

Autonomía

Ford tomó la plataforma original de su modelo Focus automático, para desarrollar su auto eléctrico al que denominaron Ford Focus BEV, cuyas siglas significan "Vehículo de batería eléctrica".

Sus ingenieros tienen previsto presentarlo en sociedad a finales de 2011. Sus baterías tendrían una autonomía de 160 kilómetros con un tiempo de carga de 6 a 12 horas. El motor puede desarrollar 136 caballos de potencia y alcanzar una velocidad final de 140 kilómetros por hora. Las baterías son de ion de litio de 23 kwh, pero están trabajando en unas con boro.

FLUJO DE ENERGÍA

En la pantalla lcd, sensible al tacto y que va ubicada en la consola central del Fusion híbrido, entre las muchas informaciones que suministra, como el GPS, temperatura del interior del auto, radio, la agenda telefónica y el sistema de información de funciones del vehiculo, el conductor puede ver además un gráfico animado, que le informa cuál de los dos motores, gasolina o eléctrico, está operando para la propulsión del vehículo. De igual manera le proporciona datos sobre cuál ha sido el ahorro de combustible y las millas o kilómetros recorridos con el motor eléctrico.

FRASE

El desarrollo de los motores Ecoboost combina inyección directa, turbo y una menor cilindrada con el fin de bajar el consumo de combustible, sin comprometer la potencia y reduciendo considerablemente las emisiones de CO2.

El tablero de instrumentos del Fusion híbrido combina los indicadores tradicionales con el de la carga de la batería del motor eléctrico.

Ford tomó la plataforma original de su modelo Focus y tiene previsto presentarlo en sociedad a finales de 2011. Sus baterías tendrían una autonomía de 160kilómetros con un tiempo de carga de 6 a 12 horas.