Gobierno pretende llegar en 2020 al 10% de coches eléctricos

Gobierno pretende llegar en 2020 al 10% de coches eléctricos

A. URIONA –

El Gobierno pretende que en 2020 el 10% de los coches vendidos en Euskadi sean eléctricos y que esa fecha estén en circulación más de 25.000 coches con esta energía limpia, según anunció ayer en Nueva York el consejero de Industria Bernabé Unda. Sus previsiones son que la comercialización generalizada llegue en la década de 2020 a 2030.

Unda participó ayer en la mesa redonda de la primera reunión del EV20 (Electric Vehicle 20), el lobby que pretende liderar en el mundo el desarrollo del coche eléctrico y que agrupa, además de Euskadi, a países como Francia, la región canadiense de Quebec y empresas como Renault y Peugeot.

El consejero explicó las gestiones que ha promovido el Gobierno vasco, que pretende que las empresas de Euskadi sean las que diseñen el nuevo vehículo y sus componentes. Expuso el convenio suscrito en diciembre pasado con Mercedes para la fabricación en su planta de Vitoria de furgonetas eléctricas o la firma, en octubre, con Repsol de un convenio para implantar las llamadas electrolineras, la red de recarga de estos coches. En este caso en julio se aprobó la constitución de una sociedad mixta entre el Gobierno y Repsol, que se creará formalmente en octubre, dijo ayer Unda.

Explicó que el proceso de conversión del vehículo con gasolina al eléctrico es "muy largo", ya que, además de los cambios tecnológicos y de concienciación social, supone sustituir un producto con una vida útil actual de 16 años.

El titular de Industria comunicó en el simposio el efecto importante para la industria auxiliar del automóvil en Euskadi, con 300 empresas que facturan más de 10.000 millones de euros anuales y proporcionan empleo a cerca de 60.000 personas, de las que 40.000 residen en el País Vasco. Unda remarcó que la extensión del coche eléctrico obligará a cambios en las leyes para favorecer su uso, especialmente en las ordenanzas municipales.

Mientras, Iberdrola va a incorporar alrededor de 120 coches eléctricos a su flota, en un proceso de renovación de su actual parque móvil que alcanzará hasta un 40%, según las estimaciones que la propia compañía facilitó ayer. Ya ha comenzado a recibir los primeros vehículos eléctricos para su flota corporativa, que se utilizarán para gestiones relacionadas con valijas y mensajerías de ámbito urbano, así como en actividades de los gestores de las unidades de distribución. La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán enmarca esta iniciativa en su compromiso con el desarrollo sostenible y la reducción de las emisiones de CO2.

La incorporación de los coches eléctricos a su flota supone el segundo paso de Iberdrola, tras la instalación a finales de 2009 de puntos de recarga en sus principales edificios corporativos de Madrid y Bilbao, y la próxima ubicación en Valencia.

Además, la empresa ha lanzado un programa, denominado Movilidad Verde, con el fin de facilitar el acceso real de los ciudadanos a la movilidad eléctrica, mediante el que ofrece al cliente la compra del vehículo, la instalación del punto de recarga, la financiación y el suministro de energía 100% renovable, según Europa Press.

Todas estas iniciativas se suman a proyectos emprendidos por la compañía en el campo de la movilidad eléctrica, de la mano de socios como Seat, FCC, General Motors y de diferentes administraciones públicas, entre ellas la vasca.