ITENE e ideas e iniciativas desarrollan una caja que reduce hasta un 50% los costes de almacenaje

ITENE e ideas e iniciativas desarrollan una caja que reduce hasta un 50% los costes de almacenaje

Este nuevo embalaje para la distribución está basado en un innovador sistema de bisagras en vertical y presenta tres ventajas fundamentales con respecto a lo que existe actualmente en el mercado. Se trata de una caja de plástico que, sea cual sea su altura, cuando ha terminado de usarse se dobla totalmente como un acordeón y puede volver a ser utilizada.

Además, con este sistema se da solución a las limitaciones de los embalajes plegables y los embalajes hortofrutícolas actuales, ya que permite ganar en altura de la caja y capacidad de carga, manteniendo idénticas las prestaciones en plegado, resistencia al apilado, etcétera.

De este modo, según la misma fuente, se ha demostrado también que utilizar esta caja supone para la empresa un ahorro de espacio que oscila entre un 40 y un 50%, lo que repercute en ahorros de coste de transporte y almacenaje para cualquier empresa. Esta caja, además, puede elaborarse con el plástico reutilizable de los cajones tradicionales.

"En definitiva, este sistema de plegado soluciona las limitaciones de las cajas convencionales, y permite su uso para la distribución en general para todo tipo de productos", destacó. Como ejemplo, se encuentran las ventajas que puede ofrecer a la industria hortofructícola en la solución de problemas de almacenamiento de intercampaña.

Así, se apunta que normalmente las cajas naranjeras en esta época son almacenados a la intemperie y son objeto de robo o de degradación por la radiación ultravioleta, y guardarlas en almacenes alquilados durante meses supone un coste financiero enorme para las empresas.

Por otro lado, este tipo de embalajes están sometidos a unos altos requerimientos, sobretodo de apilamiento a gran altura con carga, lo que no ha permitido la introducción de cajas plegables "tradicionales" en este ámbito, debido a que su punto débil es precisamente la carga. Sin embargo, con este nuevo embalaje y su sistema de plegado en su versión naranjera "se superan todas estas dificultades ya que pueden ser plegadas en su totalidad y guardadas en el menor espacio posible".

Este proyecto ha sido desarrollado por el empresario Juan Blay (EMBLAY) e Ideas e Iniciativas S.L., con la colaboración de ITENE y está incluido dentro del programa de ayudas Innoempresa 2007–2013 de apoyo a la innovación en las pymes de la Generalitat Valenciana y el IMPIVA.