Junta y Renault colaboran en facilitar mercados, infraestructura e inversión para el coche eléctrico

Junta y Renault colaboran en facilitar mercados, infraestructura e inversión para el coche eléctrico

Estos objetivos se enmarcan en la puesta en marcha de un Plan Integral Regional del Vehículos Eléctrico y la creación de un cluster de movilidad eléctrica que involucre a los agentes activos de este nuevo sector emergente. Entre las acciones recogidas en el protocolo destaca el apoyo a todas aquellas inversiones ligadas al vehículos eléctrico; la creación de una red de carga de baterías en las principales capitales de la Comunidad, y la promoción del uso del vehículo eléctrico. Se pretende, también, la definición conjunta de nuevas formas de movilidad con vehículos eléctricos y el apoyo a las plantas de Renault en Valladolid y Palencia en medidas de competitividad.

Revolución del automóvil

Jean Pierrre Laurent recordó que Castilla y León se convertirá en la primera región europea en fabricar en serie un coche eléctrico, un nuevo vehículo, el Twizy, que se comercializará en el segundo semestre de 2011 y cuyo precio oscilará entre los 5.000 y los 6.000 euros. Se pretende, además, que pueda haber flotas de vehículos de alquiler de estos coches en las grandes ciudades y con aparcamiento gratuito. Para el segundo semestre de 2011, las ciudades deberán contar ya con la red necesaria para cargar las baterías de los coches eléctricos. De momento, de las conversaciones con las eléctricas ya se anuncian tarifas planas en horario nocturno. Para el presidente de Renault, está a punto de producirse la tercera revolución industrial del automóvil, «la que implica la movilidad sostenible para todos» y, según dijo, «también Valladolid y Castilla y León están en el inicio de esta revolución, como ya lo estuvieron en la segunda con el 4X4».

Por su parte, Tomás Villanueva destacó «la gran oportunidad desde el punto de vista empresarial que supone la fabricación del coche eléctrico». «Vamos ha hacer historia», sentenció e insistió en que con el protocolo firmado ayer «vamos a facilitar mercado, infraestructura e inversión».

En cuanto al parque de proveedores que Renault pretende crear en Valladolid, Laurent señaló que se trabaja con algunas empresas para su instalación que, en todo caso, no serán sólo para abastecer al coche eléctrico sino también para los modelos convencionales que fabrican las plantas de Valladolid y Palencia.

El presidente de Renault España se refirió también a la situación actual del sector para advertir que el impacto que puede provocar a partir de junio la conclusión de las ayudas para la adquisición de vehículos y la subida del IVA «puede ser importante». Jean Pierre Laurent matizó que «dialogar no es la palabra exacta» para definir las conversaciones que ha mantenido con el Ministerio de Industria y el propio presidente del Gobierno, a los que «he expresado las necesidades de un sector muy preocupado por lo que puede ocurrir en el segundo semestre del año». Así, señaló que en Alemania, donde ya se han retirado las ayudas, las ventas han caído un 20 por ciento. «La recuperación económica no llega a todos los países –añadió– y el impacto puede ser importante», lo que, a su juicio, significa que «volver a hablar de eres y cosas que no nos satisfacen».