La CE secunda la no retroactividad del decreto español de las renovables

La CE secunda la no retroactividad del decreto español de las renovables

El departamento comunitario de Energía, dirigido por el comisario alemán Günther Oettinger, se ha sumado a la lista de posibles damnificados por el ajuste del Gobierno español a las primas de las energías renovables, sólo un año después de que la propia CE clasificara ese régimen entre los que cumplen todas las condiciones de estabilidad para facilitar el objetivo del 20% de energía renovable en 2020.

El equipo de Oettinger teme ahora que los cambios bruscos en el sistema de incentivos pongan en peligro las inversiones en todo el sector y no sólo en las plantas solares, que son las más afectadas por el recorte de primas en España.

Bruselas considera especialmente dañina la retroactividad de cualquier recorte "porque deja a hogares y empresas sin ninguna certidumbre sobre la inversión que han realizado", según fuentes del departamento de Energía. Y, en ese sentido, fuentes comunitarias calificaron ayer de "positiva" la voluntad del Gobierno español de suprimir la cláusula de retroactividad en el real decreto que debe fijar las nuevas primas y confían en que se confirme cuando se publique el texto definitivo.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha calificado de "mero rumor" la supuesta intención del Gobierno de aplicar un recorte de primas retroactivo.

Aun así, la CE no descarta abrir un expediente contra España si el decreto contraviene la directiva europea sobre energías renovables, la cual exige que todos los socios comunitarios adopten medidas "efectivas" de apoyo a las fuentes energéticas alternativas. "Y fijar unas primas muy altas, como hizo España, y luego recortarlas, no parece que sea demasiado efectivo, ¿no?", se preguntan en el departamento comunitario de Energía.

El mismo departamento reconoce, sin embargo, que la apertura del expediente no puede ser inmediata, porque la directiva que invocarían para iniciarlo aún no está vigente plenamente. Los Estados disponen hasta el 5 de diciembre de este año para incorporar a su ordenamiento nacional, de modo que si Bruselas quiere ejercer presión sobre Madrid sólo podrá hacerlo, de momento, a nivel político.

Congreso

La presión sobre el Ejecutivo comenzó ayer mismo en el Congreso de los Diputados, donde se aprobó una moción presentada por el parlamentario de UPN, Carlos Salvador, para que se clarifique cuanto antes la regulación de la producción de electricidad acogida al régimen especial (renovables y cogeneración).

El texto aprobado apoya la sanción de los productores que han abusado del actual sistema de primas, pero "sin afectar a los derechos de todos los demás", según información recogida por Efe.

Ayer también se supo que la Ejecutiva federal del PSOE mantuvo el pasado lunes un debate sobre el nuevo marco regulatorio en el que, según Europa Press, se rechazó el principio de la retroactividad. La misma fuente añade, sin embargo, que no se trata de una posición oficial del partido, sino de una "reflexión".

Las patronales del sector, por su parte, siguen insistiendo en que el Gobierno planea una reforma que afectará a los ingresos de las instalaciones que ya están funcionando, con un recorte probable de 1.000 millones de euros al año.

Industria baja el ritmo de la negociación de la normativa

Las sensibilidades están tan despiertas que cualquier detalle salta a la vista. Ayer, fuentes sectoriales señalaron que, de repente, las negociaciones con el ministerio de Industria habían perdido el ritmo intenso que tenían los últimos días. "Había alguna reunión que se iba a convocar para cerrar ya acuerdos que no ha tenido lugar", afirman fuentes empresariales. No hubo confirmación oficial por parte de las patronales inmersas en la negociación.

Las asociaciones se mostraban sorprendidas por el rechazo de Zapatero a la retroactividad, tal y como publicó Cinco Días el martes, y aplaudían en cierto modo la medida.

Fuentes de la Asociación Empresaria Fotovoltaica (AEF) consideraban esta información un "buen síntoma". Pero, como en las últimas semanas ha habido debate sobre los criterios de retroactividad, consideran "prudente esperar una propuesta por escrito del Ejecutivo".

Las empresas se disparan en Bolsa por el posible cambio

El Ibex 35 perdía ayer, tras la segunda jornada consecutiva de descensos, los 10.000 puntos. Sin embargo, las empresas de energías renovables que cotizan en este selectivo experimentaban ayer una importante subida por al posibilidad de que finalmente los recortes a las primas de las energías renovables no tengan carácter retroactivo. En concreto, Abengoa lideró las subidas con un 5,38%, hasta los 17,73 euros. Acciona subió un 2,6% hasta los 69,4 euros e Iberdrola Renovables avanzó un 2,37%, hasta los 2,8 euros.

En el mercado continuo, Solaria se revalorizó un 7,29%, hasta los 1,8 euros. Fersa también subió un 7%. Aunque no hay confirmación ni desmentido por parte de Industria, el propio ministro, Miguel Sebastián, insistió el martes en el Senado en que la posibilidad de un recorte retroactivo es sólo "un rumor; es falso". Añadió que esta posibilidad no está recogida en ningún real decreto.