La Feria del Automóvil crece en compradores

La Feria del Automóvil crece en compradores

JORDI CUENCA VALENCIA En un contexto extremadamente difícil con la caída de ventas que se ha producido en la segunda parte del año tras ser suprimidos los estímulos públicos del Plan 2000E, la Feria del Automóvil de Valencia, que se ha celebrado entre el sábado y ayer, ha salvado los muebles, según explicó a este diario su presidente, Diego Aznar, quien añadió que el balance de esta edición del certamen es que "ha sido más flojo en público, aunque éste ha sido más comprador". A dos horas del cierre del evento, Feria Valencia carecía de datos concretos sobre ventas y afluencia de visitantes.

El certamen ha contado este año con 70 expositores (42 marcas) y una superficie de 22.000 metros cuadrados, dos mil más que en 2009. Las empresas participantes han echado el resto con suculentas ofertas para captar compradores. Según Aznar, el certamen "ha sido un indicativo de que la gente, aunque se resiste a comprar, necesita cambiar de vehículo y aquí encuentra grandes ofertas", entre las que mencionó regalar el seguro a todo riesgo, facilitar la financiación o bajar el precio de los coches con kilómetro cero hasta un 20% respecto a uno nuevo.

En un comunicado, Feria Valencia trasladó ayer el balance que hicieron algunos expositores. Felix Balaguer, jefe de ventas de Kia Mercamoto, afirmó que "durante el certamen hemos cerrado bastantes operaciones", mientras que Osvaldo Zaborsky, gerente de post venta de Chuyval, aseguró que el certamen "ha superado con creces mis expectativas", ya que acudía al mismo con "miedo, dada la situación económica", pero al final "hemos cerrado más ventas de las esperadas en esta edición, y, en los próximos diez días, los contactos realizados acudirán al concesionario y tendremos una muy buena post venta". Un buen síntoma para un sector necesitado de buenas noticias. Como explicó Aznar, los empresarios prevén que en el primer semestre de 2011 se mantenga la tendencia a la baja en la venta de coches iniciada en julio pasado y que el ejercicio finalice con 850.000 unidades comercializadas, 100.000 menos que en 2010, lo que provocará recortes de empleos.