La crisis se lleva por delante 110.000 empleos en el sector español del automóvil

La crisis se lleva por delante 110.000 empleos en el sector español del automóvil

Con todo, los fabricantes de componentes han sido el sector más castigado por la crisis económica en términos de empleo. En los últimos dos años, esta industria ha destruido 76.000 puestos de trabajo, como consecuencia de la caída de la producción de vehículos, tanto en España como en los países destino de las exportaciones.

Los datos de la patronal de los fabricantes de componentes, Sernauto, cifran en 169.936 empleos la plantilla de estas empresas al cierre de 2009, un 18% menos que en el ejercicio anterior, lo que equivale a la destrucción de 38.830 empleos en sólo un año.

La caída del mercado y los consiguientes ajustes de producción no sólo han impactado en las operaciones industriales de la automoción. Las empresas de distribución han destruido alrededor de 30.000 puestos de trabajo desde el comienzo de la crisis, según las estimaciones de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

En fuentes de este organización indicaron a Europa Press que la finalización de las ayudas directas del Plan 2000E y su repercusión sobre las matriculaciones de automóviles provocarán que en el segundo semestre del año se pierdan entre 5.000 y 8.000 empleos más en las redes de distribución.

Las fábricas de automóviles instaladas en España alcanzaron el pasado año una producción de 2,17 millones de unidades, lo que supone una reducción del 14,6% respecto a 2008 y el volumen más bajo desde el año 1994. En los últimos dos años, la producción española ha caído en más de 720.000 unidades, con descensos de 350.000 vehículos en 2008 y de 371.000 unidades en 2009.