La marca Chrysler dejará España el 1 de junio de 2011

La marca Chrysler dejará España el 1 de junio de 2011

Desde ese día, todos los modelos de la enseña americana , incluido el popular monovolumen Voyager, se venderán bajo la firma Lancia en el mercado español y el resto de países europeos, excepto Reino Unido.

Este cambio es la decisión comercial de mayor trascendencia que tomó Fiat tras entrar en el accionariado de Chrysler y tomar los mandos de su gestión.

Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat y máximo directivo del fabricante americano, quiere racionalizar la cartera de marcas de la nueva gran alianza del motor: Fiat, Jeep y Alfa Romeo serán las únicas firmas globales, mientras que Lancia y Chrysler se unen para dividirse el mercado y compartir coches: la italiana en Europa y la americana en Estados Unidos. La otra enseña del fabricante estadounidense, Dodge, seguirá en Europa, pero sólo para comercializar los modelos producidos en Norteamérica.

Coches eficientes

"Fue una decisión difícil determinar qué firma se mantenía en cada país, pero Lancia tiene una imagen de marca de coches eficientes y pequeños que encaja mejor con el gusto europeo', señala Javier Marijuán, consejero delegado de Fiat en España, que el año pasado integró la estructura de Chrysler –un equipo de 40 personas– en el mercado español.

La absorción de Chrysler por Lancia supondrá la reestructuración de la actual red de concesionarios de ambas enseñas (51 que venden la marca italiana y 64 que comercializan los coches americanos). A partir del 1 de junio, la nueva red, que también distribuirá los vehículos Jeep y Dodge, contará con 70 concesiones (el 65% procedente de Chrysler y el resto de Lancia). Es decir, 45 empresas dejarán de vender los coches.

"No podíamos unir las dos redes. Significaba duplicar vendedor en muchas zonas. Se han elegido los mejores concesionarios independientemente de la marca de procedencia', comenta Marijuán, anterior consejero delegado de Chrysler España. La alianza también supondrá la integración de los equipos de postventa de las marcas italianas y americanas.

En 2011, Lancia prevé vender 5.500 coches en España, frente a 2.000 vehículos en 2009, un salto que se explica por la suma del volumen de Chrysler.

Industria pretende seguir apoyando a las fábricas

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se ha comprometido con Francisco Javier García Sanz. presidente de Anfac, la asociación de fabricantes, a renovar en 2011 el Plan de Competitividad del Automóvil de apoyo a las fábricas de coches y de componentes. Industria también estudia cómo solucionar las operaciones de venta de coches que se han quedado sin ayudas del "Plan 2000E'.