La menor producción en Ford frena las exportaciones valencianas en septiembre

La menor producción en Ford frena las exportaciones valencianas en septiembre

VÍCTOR ROMERO VALENCIA

La menor producción y ventas al exterior de la factoría automovilística Ford frenó en septiembre la recuperación general de la balanza comercial española. Las exportaciones descendieron en el noveno mes del año un 2,9% frente al aumento del 14,6% en el conjunto de España. La razón de esa caída hay que buscarla en el sector del automóvil, que se desplomó un 48,8% y acumula una rebaja en las ventas al extranjero del 2,5% entre enero y septiembre.

El resto de sectores, a excepción de las semimanufacturas no químicas, registro en septiembre un notable aumento de las exportaciones, en línea con el comportamiento de 2010. En los nueve primeros meses del año, la Comunitat Valenciana vendió al exterior 13.204 millones de euros, un 12,4% más que en el mismo período de 2009. No obstante, la fuerte competencia de los países asiáticos está consolidando de forma estructural un destacado déficit comercial, liquidando así el tradicional superávit autóctono. Las exportaciones han crecido en 2010. Pero las importaciones lo han hecho aún más, un 21,3% hasta los 14.327 millones de euros. La tasa de cobertura se sitúa en el 92,2%. Pese a todo es mejor que la del conjunto de España, del 77,4%.

El frenazo estadístico a las exportaciones valencianas tiene mucho que ver con Ford. La factoría de Almussafes concentra en Europa el 80% de su mercado. Las ventas del Focus y el Fiesta han bajado y la fábrica se encuentra además en un fase de adaptación para ensamblar el nuevo modelo C–Max, que ya está en los concesionarios y tiene como destino la zona euro, pero también Estados Unidos. Si el mercado americano tira, es de esperar un recuperación de las ventas.

Es por esta circunstancia que el descenso de las exportaciones por provincias se ha concentrado en septiembre en Valencia, con un desplome del 12,5%. Alicante (5,2%) y Castelló (14,7%) siguen mostrando síntomas de recuperación sostenida. Su tasa de cobertura acumulada en lo que va de año es del 116,5% y del 117,6% respectivamente. Es decir, exportan más de lo que importan.

Por sectores, son muchos los que presentan números positivos. Calzado, textil, juguetes, cuero o cerámica decorativa acumulan crecimientos en ventas al exterior tras un 2009 desastroso. Lo mismo ocurre con los bienes de equipo, que experimentan un notable aumento del 48,1% y suponen ya el 12,1% del volumen de las exportaciones. No obstante, la joya de la corona del tejido productivo valenciano sigue siendo el sector agroalimentario. Aunque ha crecido menos que otros, el 7,7% en nueve meses, representa el 20,3% del total de las exportaciones (más de una quinta parte) y ha vendido al exterior en 2.677 millones de euros en los nueve primeros meses de 2010. La exportación de cítricos tiene un volumen de negocio de 1.045 millones de euros. También se ha recuperado el sector cerámico, que vendió 1.305 millones.