Las empresas auxiliares del automóvil buscan reinventarse

Las empresas auxiliares del automóvil buscan reinventarse

Arturo Cenzano – Zaragoza.– Las ayudas oficiales han facilitado un respiro a la angustiosa situación vivida por las auxiliares de automoción a principios de año. Pero los problemas regresarán, porque, además de la transformación que está experimentando el propio sector del automóvil, los fabricantes de componentes se verán obligados a aprovechar su know how para ganar mercado en otros ámbitos.

La dependencia exclusiva se ha convertido en un veneno mortal. Así , la reabsorción de actividades externalizadas en la planta de Figueruelas ha colocado en el umbral del cierre a varios proveedores y el futuro de muchos depende, ahora mismo, de la renovación o adjudicación de las piezas del nuevo Meriva. Los cambios de modelo están suponiendo la extinción de contratos y la sustitución por otros que General Motors considera más ventajosos. Así MB planta 21, del grupo Gestamp, ha sido sustituido por Android y los trabajadores de Faurecia Figueruelas ya han adelantado que, si no logran la renovación de su contrato en julio, su situación será complicada.

El informe realizado por el Cluster recorta las perspectivas de sectores que, tradicionalmente y hasta hace pocos meses, se veían como la salida natural para las auxiliares del automóvil. El ejemplo más significativo es el de la aeronáutica. "Parecía una opción muy atractiva –señala David Romeral, gerente del Cluster–, pero el estudio demuestra que, además de ser un sector ya maduro, sus proyectos son a muy largo plazo y, sobre todo, existe un volumen de competidores que dificulta enormemente la entrada".

El Fondo Tecnológico para la Promoción de la I+D+i Invest in Spain, la Cámara de Comercio de Zaragoza y el Cluster están diseñando las acciones para desarrollar un plan de diversificación de las auxiliares. "La identificación de los sectores es un paso importante, pero ahora se trata de llevar el proyecto a la realidad. La estrategia se centra en que las firmas proveedoras amplíen horizontes, con el mínimo de riesgo y afrontando inversiones que verdaderamente estén a su alcance", subraya Romeral.

Las expectativas de crecimiento y el nivel de riesgo son dos elementos clave, según el informe. En el primer apartado se han analizado la rentabilidad, potencial expansivo, posibilidades de adaptación y capacidad de acceso. Sobre el riesgo, el estudio ha analizado la experiencia de cada empresa, los factores de presión externos, las necesidades de capital o el nivel de los competidores.

Compañías de Figueruelas, de perfiles muy diferentes

A pesar de que sus intereses son comunes, los perfiles de las empresas auxiliares del automóvil son muy diferentes. En la industria conviven multinacionales con pymes muy especializadas, actividades tan alejadas como la logística o la fabricación de espejos, salpicaderos, puertas o carrocería. En los buenos tiempos, los fabricantes de coches externalizaron todas estas actividades para concentrarse exclusivamente en el montaje. "Es lo que mejor sabemos hacer y por eso debemos dedicarnos únicamente a ello", solía decir el ex presidente de General Motors, Rick Wagoner.

Pero la crisis automovilística obligó a las empresas matrices a recuperar actividades y puso en riesgo a las auxiliares.

La extinción de contratos provocada por la nueva generación del Meriva constituye un nuevo reto para los proveedores de la planta de Figueruelas de General Motors. Del pasado se aprende y, sobre sus consecuencias, y hay que diseñar un futuro que pasa por la diversificación.