Los coches de empresa, a revisión

Los coches de empresa, a revisión

"Dar coches de compañía para uso profesional y como parte del paquete de beneficios de los empleados clave ha sido habitual a nivel directivo desde hace mucho tiempo", afirma Rafael Barrilero, socio de Mercer. El responsable explica que "la necesidad de movilidad del empleado, la globalización de los planes de beneficios, la presión de la competencia y las ventajas relativas fiscales han aumentado la popularidad de este beneficio".

El estudio señala además que este elemento es un "componente importante dentro de los paquetes de compensación de los empleados" y "un instrumento poderoso para atraer y retener talento". De hecho, es un beneficio que está muy extendido en la "mayoría de los países europeos", asegura. En concreto, en España el 87% de las empresas ofrece coche de compañía a algunos de sus directivos.

Es un porcentaje reducido teniendo en cuenta que, de los 31 países que el estudio considera dentro del entorno europeo, en alrededor de 26, son más del 90% de las empresas las que ofrecen este beneficio a sus altos cargos. Destaca especialmente Eslovenia, país en el que el 100% de sus compañías ofrecen este beneficio a alguno de sus directivos, seguida de Bélgica y Hungría.

La cantidad de dinero destinada a coches de Europa "también varía en función del nivel del empleado". En Dinamarca y Rusia, los directores generales (o altos cargos que reportan al consejo de administración) obtienen los coches con un precio medio más elevado. En concreto, en Dinamarca dedican alrededor de 89.961 euros y en Rusia, unos 72.578 euros.

En Bélgica y Rumanía reciben los automóviles más económicos, de media, unos 35.735 euros en el caso de Bélgica y sobre los 39.193 euros en Rumanía. En España, la media de gasto ronda los 38.129 euros.

Uso del vehículo

En cuanto al uso del coche de empresa, si es exclusivo para el trabajo o también para uso personal, "varía en función del cargo", apunta el estudio. Según la consultora Mercer, "los directivos generales y sénior (aquellos que responden ante los directivos generales) tienen ambos usos pero, a medida que baja su puesto, su uso se restringe al ámbito laboral, especialmente a nivel de fuerza de ventas".

Los complementos para la compra de coches también son comunes en Europa y varían en función del puesto. Las empresas alemanas ofrecen mayores ayudas.

Ayudas para la compra en Asia

Los porcentajes de implantación del beneficio del coche de empresa en la zona Asia– Pacífico son muy dispares. El 90% de las empresas pakistaníes lo ofrecen y el 81% de las implantadas en Corea del Sur pero sólo el 26% de las japonesas o el 25% de las de Singapur. En América, sin embargo, más de la mitad de las empresas proporciona vehículo a sus mandos medios, directivos y fuerza de ventas.

Los complementos salariales para coches son habituales en Asia–Pacífico. En Malasia, la mayoría de las empresas proporciona ayudas para la compra en lugar del automóvil y en Australia el 55% de las compañías también proporciona la opción de dar el dinero en vez de un coche. Normalmente, las empresas en Asia cubren el gasto de combustible para los directivos y gerentes, tanto para uso profesional como personal, y sólo el uso profesional para el resto de empleados.