Los coches más buscados en el mercado de ocasión

Los coches más buscados en el mercado de ocasión

Puede que en la decisión de Silveira de comprarse un Golf haya pesado más el corazón que la cabeza, pero lo cierto es que este modelo de la marca alemana, uno de los automóviles más vendidos de la historia, con más de 22 millones de unidades fabricadas, encabeza las preferencias de los españoles en el mercado de vehículos usados. De acuerdo con un estudio de AutoScout24, empresa del consorcio alemán Deutsche Telekom que se dedica a la venta de coches por internet, el Volkswagen Golf es el vehículo de segunda mano "más deseado" por los compradores españoles, seguido de la serie 3 de BMW y del A4 de Audi.

Según AutoScout24, que el año pasado movió el 40% de los coches de ocasión que se vendieron en España, el liderazgo del Golf es sintomático de las preferencias de los compradores: turismos clásicos y prácticos que facilitan al máximo el transporte a precios asequibles (en torno a los 6.000 euros).

No puede pasarse por alto que ahora que la diferencia entre el precio de primera compra y el de segunda mano (también conocido como valor residual) se ha reducido a causa de la crisis, la admiración que el modelo despierta en gente joven como Silveira ayuda mucho a mantenerlo en el tope de la clasificación.

"El Golf es el coche con el mejor valor residual de su segmento, y esto es sin duda un argumento contundente a la hora de comprar un vehículo de ocasión", comenta Antonio García, responsable de vehículos de ocasión de Volkswagen. "No hay que olvidar que desde su nacimiento, el Golf revolucionó el mundo del automóvil estrenando un concepto nuevo de vehículo, y en poco tiempo se convirtió en un mito que ha sido capaz de perdurar en el tiempo. El espíritu Golf, su imagen y posición de liderazgo en el mercado le convierten en un modelo aspiracional de máximo atractivo", añade.

Gerardo Cabañas, director general de AutoScout24, coincide con esta apreciación. "El Golf siempre ha mantenido un valor de recompra alto. Normalmente cumple la expectativa de que en dos o tres años, su precio va a ser superior que el de otro vehículo cuyo coste de adquisición haya sido el mismo", explica. "Además, tiene fama de ser un vehículo fiable y durable que en parte se debe a una exitosa campaña de marketing, pero que en muchos casos, es bien merecida", añade.

Dejando a un lado el componente emotivo, el análisis de AutoScout24 muestra también que cada vez más españoles están acudiendo al mercado de autos usados en busca de vehículos de gama media y media–alta cuyos precios rondan los 12.000 euros, a los que en el mercado de nuevos no pueden acceder debido a las dificultades para conseguir financiación. De ahí que BMW, Mercedes o Audi estén entre las marcas más solicitadas.

El informe constata la buena imagen y relación calidad–precio de la que gozan las marcas alemanas entre los compradores españoles. De hecho, entre las cinco marcas más vendidas sólo una no es germana, la francesa Renault, que ocupa el cuarto puesto. El liderato lo mantiene la bávara BMW, con una cuota de mercado del 11,2%, seguida de Mercedes–Benz (8,4%) y Volkswagen (8,07%), mientras que Audi (7,41%) se sitúa como la quinta más vendida. "Es una constante. En general, las marcas alemanas acaparan las búsquedas en nuestra página web", corrobora Cabañas.

En cuanto a los modelos más difíciles de vender, Cabañas señala que los compradores muestran especial aversión a los vehículos de consumo elevado, los que tienen motores de entre 200 y 300 caballos de fuerza, y gran cilindrada. "De todas formas, los más sencillos de comercializar son los más antiguos y de valor inferior a los 3.000 euros. Es más fácil vender los modelos que cuestan entre 2.000 y 3.000 euros que los que están entre 20.000 y 30.000, por mucho que el precio sea razonable".

Por sexo, las encuestas muestran que ciertos modelos son típicamente masculinos y otros, típicamente femeninos. Entre los primeros pueden citarse al Golf y el BMW y, entre los segundos, al Mini, al Fiat 500 y al Smart como "los grandes objetos de deseo de las mujeres".

Coches cada vez más viejos

El predominio de marcas de prestigio en las preferencias de los compradores puede significar un consuelo para un sector preocupado por el alarmante incremento de la antigüedad media de los coches. En lo que va del año, las ventas de vehículos usados han crecido un 11% en España. Este resultado, que en una coyuntura económica diferente sería motivo de satisfacción para los distribuidores, tiene un matiz inquietante. "Lo que nos preocupa mucho es la calidad de ese crecimiento", comenta Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). "Se están vendiendo coches que nosotros llamamos mileuristas porque en lugar de estar rodando por nuestras carreteras, con el peligro que suponen para la seguridad vial y el medio ambiente, deberían estar en el desguace", explica. Según Ganvam, el 76% de las ventas que se realizan entre particulares corresponde a autos que si bien cuestan entre 1.000 y 3.000 euros, tienen una antigüedad de ocho o nueve años. Para revertir esta tendencia, la asociación lleva meses pidiendo la prórroga del plan de ayudas al cambio de automóvil hasta por lo menos final de año. "No costaría dinero al Estado y ayudaría a quitar de circulación a tantos vehículos viejos", sostiene Sánchez Torres.

Con relación a la evolución de los precios, Cabañas recuerda que éste siempre depende de lo que vale ese mismo coche nuevo ahora mismo y no de cuánto costó en su momento. Y en los últimos dos años, el precio de los vehículos nuevos ha caído. "Al acabar las ayudas del Gobierno y verse afectado por la subida del IVA, lo normal es que esa tendencia empiece a revertirse", advierte. Para Sánchez Torres, todo pasa por la salud de la economía. "Si la macroeconomía cambiara de signo, todo el sector reaccionaría automáticamente. Se venderían más vehículos nuevos y más vehículos usados de menor antigüedad". Pero incluso en el mejor escenario posible, parece claro que el Volkswagen Golf seguirá imbatible en las preferencias. Basta con escuchar a Silveira hablando de las cualidades de su coche. "Tiene nombre, gusta, entra por los ojos, tiene caché", se deshace en elogios. "La gente que lo compra sabe lo que quiere. Y no quiere un BMW".

El comprador, joven entre 25 y 30 años, soltero y con estudios

El perfil del comprador de un Golf de segunda mano no difiere mucho del de un Golf nuevo, aunque Antonio García, responsable de vehículos de ocasión de Volkswagen, admite que el abanico se abre un poco al ser más accesible en precio. "Así, también se perfilan como clientes potenciales aquellos que tienen el Golf como el coche aspiracional y que en el vehículo de ocasión ven la oportunidad de convertirse en propietarios del coche deseado. En general, podemos decir que en su mayoría son jóvenes entre 25 y 30 años, solteros, con estudios y, en su mayoría, hombres que utilizan el Golf como coche habitual", precisa. En cuanto a los principales atributos en los que se fijan los compradores a la hora de escoger un vehículo de ocasión, García señala la baja depreciación del vehículo, pero también la calidad, la fiabilidad y la imagen de marca.