Los concesionarios hacen frente a una caída del 50% de pedidos tras perder 30.000 empleados

Los concesionarios hacen frente a una caída del 50% de pedidos tras perder 30.000 empleados

JOSÉ LUIS ZARAGOZÁ VALENCIA

Las ventas de automóviles durante el mes de septiembre vuelven a disminuir por tercer mes consecutivo como consecuencia de la supresión de las ayudas públicas y el alza del IVA. Las matriculaciones de vehículos en España se situaron en 56.595 unidades durante el citado período, lo que representa una caída del 26,9% en comparación con el idéntido mes de 2009 , según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam). Problemas técnicos en la Dirección General de Tráfico impidieron ayer facilitar los datos por autonomías y por fabricantes, si bien fuentes de ambas organizaciones empresariales reconocieron a Levante–EMV que las ventas en la Comunitat Valenciana también se han desplomado a lo largo de septiembre, incluso en porcentajes superior a la media española.

Las dos patronales, que aseguran que se han perdido 30.000 puestos de trabajo y el 10% de los concesionarios desde 2008, destacaron que el volumen de ventas registradas en septiembre supone retroceder a niveles de 1995 y advirtieron de que los pedidos en el mes pasado se han desplomado un 50%, lo que anticipa datos muy negativos para los próximos meses. Además, las ventas a particulares se hundieron un 43% en septiembre. En los nueve primeros meses se contabilizaron 787.501, frente a las 677.176 de enero a septiembre de 2009.

En busca de soluciones

La organización empresarial de fabricantes Anfac reclamaba ayer que los presupuestos generales del Estado de 2011 incluyan una partida de ayudas en línea con las aprobadas en el Plan 2000E, que expiró el pasado mes de junio. Para el responsable de Faconauto en la Comunitat Valenciana Manuel Palma, es necesario relanzar el sector con la supresión del impuesto de matriculación (gravamen de entre el 4% y el 15% del valor),ya que en su opinión ayudaría a relanzar las ventas de las firmas valencianas.

Reclamación judicial al Consell y al Gobierno

Las asociaciones de vendedores y concesionarios Ganvam y Faconauto tienen previsto seguir adelante con las reclamaciones judiciales que anunciaron este verano para poder cobrar los pagos comprometidos por el Ministerio de Industria y las autonomías –entre éstas, la Comunitat Valenciana– y que corresponden con 3.681 expedientes (186 son de cuatro agentes de ventas valencianos) de ayudas para la adquisición de automóviles que las administraciones públicas no han ingresado todavía a firmas del sector. El retraso del pago de los 500 euros por coche vendido –tal como contemplaba el plan 2000E y el plan Prever autonómico– dispara los costes financieros de unas empresas que notan de lleno la caída de ventas por la crisis económica y la subida del impuesto del IVA. "Si el Gobierno acordara abonar estos expedientes aún no pagados a algunas firmas éstas desistirían de las acciones judiciales que iniciarán el despacho de abogados SCA Legal", reconoce el dirigente de Ganvam en la Comunitat Valenciana Francisco Götz, al término de una reciente reunión en el Ministerio de Industria. Además, recordó que el ministro Sebastián se comprometió a revisar estas deudas "con espíritu constructivo".