Los concesionarios valencianos califican de &"dramática" la caída de ventas de automóviles

Los concesionarios valencianos califican de &"dramática" la caída de ventas de automóviles

"Estamos con la alarma puesta porque la situación es dramática. Hemos caído un 44% sobre cifras que ya eran malas", afirma ante Valenciaplaza.com Manuel Palma, delegado en la Comunitat de la patronal de los concesionarios, Faconauto, y presidente del Grupo Palma.

Según los datos de Ganvam, el volumen de matriculaciones contabilizado el mes pasado rozó los niveles de finales de los 80, momento en el que se empezaron a registrar las ventas de coches en el automovilístico español. Salvo Canarias (+10,6%) y Madrid (+7,6%), el resto de comunidades autónomas padeció los estragos de las crisis con cifras negativas. En Castellón, Valencia y Alicante los descensos fueron del 42%, 45% y 45,6%, respectivamente.

AYUDAS GUBERNAMENTALES

La tendencia negativa comenzó el pasado mes de junio, cuando se puso fin al Plan 2000E, promovido por el Gobierno para ayudar económicamente a los que se animaran a comprar un vehículo, y se incrementó en un 2% el IVA. En la Comunitat, la caída ha sido más fuerte por la importante crisis que está padeciendo el sector inmobiliario, según el delegado en Valencia de Faconauto. "Cayó la construcción y arrastró al resto de sectores. Si no se ponen medidas la situación se repetirá durante meses", afirmó.

Dado el buen resultado que tuvieron las ayudas gubernamentales para la compra de coches, desde Faconauto, Ganvam y Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) reclamaron al Gobierno más estrategias dinamizadoras para evitar que el mercado siga en declive. Sin estas medidas, la reactivación de las ventas será complicada.

"Es urgente que el Gobierno reaccione", declararon fuentes de Faconauto, quienes además afirmaron a Valenciaplaza.com que la patronal prevé reunirse con miembros del Ministerio de Industria para tratar el asunto. Por el momento no hay fecha, pero como aseguraron las mismas fuentes, el Gobierno "está con predisposición absoluta" para solucionar el problema.

Entre las reivindicaciones de los empresarios destaca la exigencia al Ejecutivo de la supresión del impuesto de matriculación. Una petición, a juicio de Palma, comprensible y necesaria que animaría a los ciudadanos a la compra y les situaría en igualdad de condiciones frente al resto de sectores. "Parece que nosotros recibamos muchas ayudas, pero además del IVA, los clientes tienen que pagar este impuesto que encarece más todavía los precios. Queremos que nos traten igual que al resto", sentenció Palma.

Dionisio López, gerente de Levantewagen, aseguró que sigue confiando en que el Gobierno haga algo "por pura racionalidad". En su opinión, la importancia del sector en la economía española no puede olvidarse, por lo que consideró lógico que se llevaran a cabo medidas que fortalecieran su actual situación. "Tampoco podemos dejar de lado las cuentas de la Administración y la situación económica pero, de momento, son las marcas las que soportan la competencia agresiva", declaró.

10.000 EMPLEOS MENOS

Las perspectivas para los próximos meses tampoco son alentadoras. La industria del automóvil prevé que las cifras se repitan, al menos, hasta que finalice el año, lo que supondría la pérdida de 10.000 empleos en la red de distribución y el cierre de algunas empresas concesionarias, ya que un 10% de los concesionarios no vendieron ni un sólo coche en el mes de agosto.

Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la asociación de vendedores (Ganvam) afirmó ayer que "desde que estallara la crisis han desaparecido más de 30.000 puestos de trabajo entre los vendedores y cerca del 10% de las pymes concesionarias".

De mantenerse las caída en los próximos meses, el mercado perderá la tasa de crecimiento lograda en los seis primeros meses del año, ahora situada en un 21,9%, con 730.906 matriculaciones. La caída previsible para el segundo semestre del año se sitúa en algo más del 30%, con casi 164.000 unidades menos que el segundo semestre de 2009, lo que pone al sector en una situación complicada.