Los fabricantes tendrán que colaborar con los talleres de coches

Los fabricantes tendrán que colaborar con los talleres de coches

La vigente regulación sobre reparaciones, mantenimiento y piezas de recambio en el sector del automóvil permite prácticas a las redes oficiales que atentan contra la competencia en detrimento del bolsillo de los consumidores. Las marcas pueden negar a talleres externos el acceso a informaciones técnicas o negarse a cubrir garantías si los conductores han llevado antes su coche a esos garajes independientes. "Al contrario de lo que ha ocurrido con los precios de los coches, los costes de mantenimiento y reparación han subido en los pasados años", dice Almunia.

El comisario considera que los precios altos en tiempos de crisis harán que los conductores vayan menos por los talleres y que con ello aumenten los peligros y la contaminación. De ahí la liberalización, que debe introducir competencia a partir del próximo martes.

Así, los fabricantes deberán ofrecer la información técnica a los talleres particulares y los fabricantes de recambios de marca podrán también vender piezas fuera del circuito oficial. Eso permitirá a los talleres independientes competir con los oficiales. Ahora "hay diferencias en los precios de los talleres de hasta el 100%", dice Almunia.

Para las reparaciones cubiertas por la garantía, que no suponen desembolso, el conductor deberá acudir al taller oficial.