Los grandes del motor de EEUU sufren un fuerte correctivo en ventas

Los grandes del motor de EEUU sufren un fuerte correctivo en ventas

Ni el principal grupo de motor estadounidense, Ford, ha logrado esquivar un agosto nefasto para el sector del motor. La compañía del óvalo ha visto como sus ventas en el pasado mes bajaban un 10,7%, pero gracias a que se comportó mejor que la media del sector logró ganar cuota de mercado.

Así lo ha destacado el vicepresidente de ventas de Ford, Ken Czubay, quien ha destacado que "Ford sigue superando al sector'. Mediante un comunicado, el directivo ha señalado que "el plan de Ford es equilibrar la producción con la demanda real y seguiremos vigilando los principales indicadores económicos a medida que realizamos ajustes".

El grupo de Detroit ha ha vendido un 18% de vehículos más que hace un año a estas alturas del año, 1.280.000 vehículos en Estados Unidos, y para el próximo trimestre espera producir 570.000 vehículos en Norteamérica, prácticamente la misma cifra que en el mismo periodo del 2009, y la misma cifra que en el tercer trimestre de este año.

Más profunda ha resultado la caída de ventas de General Motors, que ha visto como sus ventas descendían un 24,9% en agosto. El vicepresidente en Ventas en Estados Unidos de la compañía estadounidense, Don Johnson, ha justificado este fuerte descenso al programa de ayuda "dinero por chatarra' que "elevó las ventas del sector el año pasado' desvirtuando en parte el resultado.

La publicación de los resultados de agosto coincide con la llegada oficial a la dirección de la empresa de Dan Akerson, hasta hoy uno de los directores del consejo de administración. La principal misión de Akerson durante los próximos meses será ejecutar la vuelta a la bolsa de las acciones de GM lo que permitirá la gradual salida del capital social de la empresa del Gobierno estadounidense.

Toyota, el grupo que más sufre

El gigante japonés del motor experimentó una caída de sus ventas en este mes del 34% y al igual que General Motors ha justificado este descenso por el programa de ayuda que el año pasado motivó que subiera la demanda de vehículos.

Don Esmond, vicepresidente de operaciones de Toyota en Estados Unidos, ha apuntado que "aunque los resultados de agosto se situaron a la zaga de los niveles de hace un año, cuando el programa CARS generó un significante incremento de las ventas, estamos satisfechos en como se ha desarrollado el mes".

El grupo ha indicado que "las tasas de lealtad de los clientes han vuelto a los niveles tradicionales a medida que Toyota sigue liderando el sector como la principal marca entre particulares".

Chrysler, el único que crece

El mejor parado de este agosto ha sido el grupo Chrysler, que ha sumado su quinto mes consecutivo de subida de ventas gracias a un repunte del 7% en su facturación, hasta alcanzar las 99.611 unidades.

"El Grupo Chrysler está orgulloso de haber igualado o superado el aumento medio de las ventas del sector por quinto mes consecutivo. Esto es prueba de que estamos alcanzando nuestro objetivo, un crecimiento sustentable y constante", afirmó Fred Díaz, el responsable de Ventas del grupo.