Los trabajadores alemanes de Opel asumen mayor sacrificio para el saneamiento

Los trabajadores alemanes de Opel asumen mayor sacrificio para el saneamiento

Los diarios del grupo regional alemán WAZ informan hoy de que la plantilla alemana de Opel deberá asumir 176 millones de los 265 millones de euros que la casa matriz norteamericana exige como ahorro para el saneamiento de la firma automovilística europea.

Asimismo detalla que los trabajadores de las plantas de Bochum y Kaiserslautern deberán ahorrar, respectivamente, 20 millones de euros, los de Eisenach 18 millones y los de Rüsselsheim, donde se encuentra la central de Opel, un total de 118 millones de euros.

El jefe del comité de empresa de Opel en Bochum, Rainer Einenkel, critica además en declaraciones al grupo WAZ que el gobierno alemán retrase una decisión sobre la concesión de ayudas a Opel cuando otros países europeos como España y Gran Bretaña ya han definido su contribución para ayudar a reflotar la empresa automovilística.

El ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, advirtió este lunes de que las autoridades germanas se tomarán su tiempo para decidir sobre la concesión de ayudas públicas a Opel.

Brüderle comentó que la comisión responsable de la concesión de avales y ayudas formada por miembros del gobierno de Berlín y los estados federados que se reúne hoy no tomará todavía decisión alguna.

Aunque los estados federados con plantas de Opel urgen a que se tome una rápida decisión sobre la concesión de posibles ayudas públicas al fabricante europeo de automóviles, el ministro señaló que todavía hay dudas por aclarar.

Fuentes de su ministerio señalaron que General Motors ha contestado, entre tanto, a un cuestionario con preguntas planteadas por el gobierno de Berlín y los estados federados.

Sin embargo, señalaron que en la respuesta entregada por General Motors no figuran cifras concretas sobre las inversiones que el consorcio estadounidense piensa hacer en su filial europea para relanzarla. EFECOM