Mitos que rodean el desarrollo de la energía solar

Mitos que rodean el desarrollo de la energía solar

La polémica que rodea a este sector tras el calentamiento que ha registrado en los dos últimos años, propulsado por las primas para su desarrollo, ha empujado a la Asociación de la Industria Fotovoltaica a crear una guía que trata de desmontar los mitos que rodean esta energía renovable, y los prejuicios que existen sobre ella.

1 La energía solar será siempre marginal. El volumen mundial del negocio fotovoltaico en 2008 fue superior a los 30.000 millones de euros y dio empleo a más de 40.000 personas en España. Asimismo, esta energía aportó el 4% del consumo eléctrico nacional en el verano de 2009.

2 La solución, ya. La estructura de formación de precios de esta energía es aún desfavorable para ella. Además es discontinua, de forma que si se genera en grandes cantidades, se necesitaría regularla y almacenarla, algo que aún no resulta competitivo. La industria necesita tiempo para alcanzar un tamaño mayor y satisfacer una parte importante de la demanda energética.

3 Es una propuesta energética cara. Según la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif), el kilovatio/hora (kWh) fotovoltaico es aparentemente más caro que el generado con energías convencionales porque éstas no incluyen todos los gastos en los que incurren al producirlo. Un ejemplo es la nuclear, que no prevé el coste de la gestión de los residuos radiactivos.

4 Las subvenciones no merecen la pena en el momento actual. Para el sector, la sencillez de la conversión energética avala el apoyo a la fotovoltaica. Asimismo, sin ayudas a la tecnología no crecerá el mercado, y sin mercado los precios no disminuirán, y sin esa bajada de precios, el mercado no crecerá.

5 Para aquellos que defienden que esta tecnología tiene poco rendimiento, el sector responde que es capaz de convertir en energía útil más del 13% de la energía que recibe. Mientras, los combustibles fósiles alcanzan el 35% del 0,005% de la energía solar que capturaron las plantas, y esto tras procesos naturales de fosilización de miles de años y procesos industriales de extracción y transformación.

6 Al inconveniente que muchos ven en que sólo se genere durante el día, el sector responde que al contrario, generar electricidad durante el día representa una ventaja, porque coincide con el momento de máxima demanda eléctrica, y en caso de necesidad, su producción se puede limitar de forma instantánea.

7 ¿Y si lo esencial ya estuviera descubierto? La industria está en sus primeros años, y "es una adolescente comparada con la nuclear de fusión, el carbón o el gas", explica Asif.

Este tipo de generación tiene por delante mucho campo para avanzar con procesos de fabricación más optimizados y eficientes.

Es más, ya existen tecnologías más recientes que la tradicional de silicio cristalino o amorfo, con un potencial que aún no se ha desarrollado. Por ello, el sector estima que el rendimiento medio de los sistemas actuales se duplicará en unas décadas.

8 El impacto visual de los huertos solares en el paisaje molesta. Al igual que otras fuentes renovables, como la eólica y la eólica marina, la apuesta por las energías limpias trae consigo un gran debate sobre la pérdida de estética del paisaje.

Los molinos de viento en alta mar tendrán sin duda que contar con el visto bueno del turismo, que teme perder clientes por la presencia, aunque sea de lejos, de las aspas blancas.

En el caso de la fotovoltaica, la normativa apuesta por el desarrollo de placas solares sobre la cubierta de edificios públicos, industriales y residenciales. Alemania, líder europeo en la implantación de esta tecnología, la solar fotovoltaica sobre cubierta es un hecho desde hace muchos años.

9 La tecnología no está madura es el argumento que muchas voces esgrimen como prueba de que la fotovoltaica no tiene visos de futuro.

Para el sector, "si se considera madura a una tecnología cuando es rentable y comparable económicamente con otras existentes, entonces podemos decir que no existe sistema tecnológico que fuera maduro en sus primeros años de desarrollo", explica Asif.

Y es que la energía eléctrica "no es un producto de consumo, sino estratégico, como el tren o la aviación". En el caso de la solar, desde la fase de maduración conceptual, que el sector sitúa en Albert Einstein y su Nobel por un artículo sobre el efecto fotovoltaico, hasta la fase de maduración técnica y económica ha transcurrido poco más de un siglo.

En el año 1954, dos investigadores de los laboratorios Bell en Nueva Jersey (Estados Unidos) fabricaron la primera célula de silicio. Desde principios del siglo XXI, países industrializados como Alemania, Estados Unidos, España o Italia establecieron políticas de fomento de paneles solares conectados a la red eléctrica.

10 Dejar esta tecnología en el estadio de la I+D+i en espera de que surja un sistema más avanzado que permita lanzar la fotovoltaica al mercado es visto por el sector como un "camino incierto, que puede ser una vía muerta".

La senda más segura para alcanzar el éxito es seguir apoyando al mercado y confiar en la curva de experiencia con investigación e inversión.

Las cifras

4% del consumo eléctrico nacional estuvo provisto por la solar fotovoltaica en el verano del pasado ejercicio.

13% de la potencia que esta tecnología recibe para transformarse en electricidad se convierte en fuerza útil.