Renault y Acciona se alían para impulsar los coches enchufables

Renault y Acciona se alían para impulsar los coches enchufables

G. S. V.–. La alianza Renault–Nissan y Acciona formalizaron ayer un acuerdo para potenciar la implantación del coche eléctrico en España. Los compradores de los coches eléctricos de Renault y Nissan dispondrán de esta manera de un sistema de recarga facilitado por Acciona, así como su instalación, además del suministro de energía de origen renovable. El acuerdo, en todo caso, no es exclusivo, de modo que ambas partes pueden cerrar pactos similares con otras compañías.

El acto oficial tuvo lugar ayer en la sede de Renault, con la asistencia de la presidenta de Acciona Energía, Carmen Becerril, el presidente de Renault España, Jean–Pierre Laurent, y el director general de la filial española de Nissan, Manuel de la Guardia.

Este convenio marco de colaboración contempla además que Acciona despliegue una red de recarga inteligente, así como la provisión de los servicios asociados y el suministro de energía de origen renovable. Las dos firmas automovilísticas certificarán la compatibilidad de la red de Acciona con sus modelos eléctricos y sus sistemas de navegación para localizar los puntos de recarga disponibles. Además, ambas compañías incluirán dicho sistema de recarga en su oferta comercial asociada al vehículo.

Durante el acto, celebrado ayer, Becerril aseguró que su compañía, en colaboración con las tecnológicas Indra e Ingeteam, cuenta con un sistema inteligente de recarga de automóviles eléctricos a través del que se genera un diálogo entre el automóvil y la red denominado Sirve.

Laurent señaló que las previsiones de su empresa contemplan que en 2020 el 10% de las entregas mundiales de automóviles sean coches eléctricos, lo que supondrá unos seis millones de unidades. Según los cálculos de su empresa, por cada coche eléctrico que se venda es necesaria la instalación de entre 1,2 y 1,4 postes de recarga, que se divide en un punto de recarga propio del cliente y otro 0,2 o 0,4 situados en lugares públicos. De la Guardia indicó que su compañía lanzará a finales de año el nuevo modelo eléctrico Leaf, que se producirá en Japón, en Estados Unidos y en Reino Unido. Este coche, una berlina, contará con una autonomía de 160 kilómetros y una velocidad punta de 140 kilómetros por hora. El precio de este automóvil en el mercado japonés ascenderá a 3,76 millones de yenes (30.000 euros), que se reduce a 2,99 millones de yenes (24.000 euros) si el cliente se acoge a los incentivos gubernamentales. La compañía nipona contará con una capacidad instalada total de vehículos eléctricos de 200.000 unidades en 2013.

El presidente de Renault indicó que el grupo francés está inmersa en una ofensiva de productos eléctricos, a través de la que lanzará cuatro modelos entre 2011 y 2012, como son el derivado del Twizy, que se fabricará en Valladolid, el Zoe (en Flins), así como las versiones eléctricas del vehículo comercial Kangoo y del Fluence.