Un estudio de Cierval propone 31 medidas para que las empresas valencianas superen sus debilidades

Un estudio de Cierval propone 31 medidas para que las empresas valencianas superen sus debilidades

Un barómetro empresarial elaborado por la patronal autonómica Cierval propone 31 medidas que se deben poner en marcha en los próximos años para superar las debilidades de las empresas de la Comunitat Valenciana y cambiar a un modelo basado en la innovación, la cooperación y la internacionalización.

El estudio, presentado hoy, ha sido elaborado por la consultora Deloitte a partir del diagnóstico, las opiniones y las propuestas de empresarios de todas las comarcas.

El secretario general de Cierval, Rafael Montero, ha destacado que las "inquietudes" mostradas por los empresarios coinciden con el análisis realizado por la patronal y entre ellas están las dificultades de financiación, las "rigideces" del mercado laboral y la formación.

Según Montero, los problemas de financiación es una cuestión "no resuelta" porque las líneas ICO para facilitar el crédito a las pymes "no fueron eficaces y no llegaron".

En el aspecto laboral, ha criticado que en momentos como el actual en que las empresas han reducido sus pedidos, "les cuesta mucho" adaptar la plantilla a las necesidades de producción.

Ha defendido la importancia de la formación y la cualificación para mejorar la competitividad de las empresas no solo en innovación tecnológica sino también en gestión de procesos y en el propio funcionamiento de las pymes.

A estos problemas se añade el tamaño insuficiente de las empresas de la Comunitat, por lo que es necesario fomentar la colaboración empresarial para aumentar tamaño, "básico" para la internacionalización.

Entre las propuestas se encuentran medidas para sustituir la visión cortoplacista por una estrategia a largo plazo, el fomento de la colaboración empresarial que contrarreste el "elevado nivel" de individualismo "tan extendido" en los sectores económicos de la comunidad y el fomento de la innovación, sobre todo en las comarcas donde predomina un sector industrial.

Además, abogan por adaptar la oferta formativa a las demandas reales de cada sector y elevar el nivel de cualificación en cultura financiera, y medidas de apoyo a la diversificación, la creación de "clúster" y de marcas ante un tejido empresarial basado en la empresa familiar y en una dimensión, nivel de competitividad e internacionalización reducidos.

El barómetro, que analiza la situación por provincias y ofrece una visión comarcal, indica que todas estas medidas persiguen "impulsar el cambio hacia un modelo de crecimiento económico renovado y sostenible".

El secretario general de Cierval ha manifestado que se está trabajando en el ámbito del Pacto Valenciano por el Crecimiento y el Empleo (PAVACE) para que estas medidas se potencien en las políticas autonómicas y se fije una estrategia de futuro con el fin de mejorar la competitividad empresarial.

Preguntado por las perspectivas para este año, Montero ha reiterado que la reestructuración del sistema financiero está condicionando la financiación de las pymes, aunque se ha mostrado convencido de que se saldrá de la crisis pero son necesarias políticas "adecuadas" para que la salida sea "mucho más fuerte" y se pueda crear empleo.

Ha defendido las "potencialidades" de la Comunitat Valenciana , entre ellas la desestacionalización del turismo y potenciar la industria agroalimentaria.

"La Comunidad tiene posibilidades y entre todos, empresarios y administraciones, debemos salir cuanto antes de esta situación", ha concluido.

A la presentación del barómetro empresarial han asistido el secretario autonómico de Industria, Bruno Broseta, y el vicerrector de la Universidad Miguel Hernández de Elche José María Gómez Gras ha pronunciado la conferencia "Pensando estratégicamente como empresarios".