APPI estudia la viabilidad de constituir la Entidad de Gestión y Modernización del polígono La Ermita del Romaní

APPI estudia la viabilidad de constituir la Entidad de Gestión y Modernización del polígono La Ermita del Romaní

L’Associació d’Empresaris de Parcs i Polígons Industrials (Ribera Baixa) – APPI está estudiando la viabilidad de constituir la Entidad de Gestión y Modernización para el polígono la Ermita del Romaní en Sollana después de conseguir el compromiso del alcalde, Vicent Codonyer, de facilitar los datos de los propietarios de las parcelas, una información que APPI solicitó por primera vez en febrero de 2019.

Hace un año y medio que la gerente de APPI, Romina Moya, registró la primera instancia en el Ayuntamiento de la localidad solicitando esa información, indispensable para conocer la viabilidad de la constitución de la EGM en el polígono del Romaní. Sin embargo, y a pesar de reiterar la petición en varias ocasiones, no había obtenido los datos porque en el Consistorio albergaban dudas de que este trámite pudiera vulnerar la ley de Protección de Datos.

Pero en una reunión mantenida ayer entre la gerente y el alcalde, este se comprometió a intervenir para que APPI disponga cuanto antes de esos datos y pueda estudiar la posibilidad de crear una EGM, una figura creada por la ley de Modernización de Áreas Industriales de 2018 de la Generalitat para fomentar la colaboración público-privada en la gestión de los polígonos y dinamizar la llegada de inversiones, aumentando así su competitividad y atractivo para la instalación de nuevas empresas.

Plan de Emergencia y Plan de Movilidad

Por otra parte, la gerente de APPI ha presentado al alcalde dos proyectos para desarrollar en el polígono del Romaní un Plan de Emergencias y un Plan de Movilidad. En ambos casos, la asociación de empresarios se encargaría de contratar la elaboración y redacción de los planes y el Ayuntamiento tendría que hacerse cargo de sus auditorías periódicas y sus actualizaciones, según consta en el convenio tipo que el alcalde se ha comprometido a revisar junto a los técnicos municipales para poder suscribirlo cuanto antes.

Tras la reunión, Romina Moya ha valorado la predisposición del alcalde a colaborar en los proyectos de mejora del polígono del Romaní que se plantean desde la asociación y ha recordado que cuestiones tan importantes como el Plan de Emergencias no se pueden llevar a cabo sin el compromiso y la colaboración de la administración local, en última instancia, propietaria de los polígonos y responsable de lo que ocurra en ellos, incluso a nivel penal en el caso de un accidente.

Por su parte, el alcalde transmitió a APPI su deseo de que el resto de áreas industriales del municipio puedan disponer también de un plan de actuación y de una EGM en un futuro próximo como la que se está planteando para el Romaní.