Bruselas obligará a todos los coches a tener un dispositivo de urgencias

Bruselas obligará a todos los coches a tener un dispositivo de urgencias

La comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, ha reclamado este jueves a los Estados miembros que todos los coches y vehículos ligeros de nueva matriculación incorporen sistemas de comunicación electrónica en 2015 que permitan realizar llamadas automáticas al 112 y dar la ubicación exacta del lugar del accidente para reducir el número de víctimas mortales. El coste sería “menor de cien euros por coche”, según los cálculos de Bruselas.

En una comparecencia ante la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo, Kroes ha defendido la introducción de estos sistemas de llamada electrónica en turismos y vehículos ligeros porque contribuirían a reducir “al menos” un 4% el número de víctimas mortales y el 6% los heridos graves en accidentes. “Se salvaría una vida cada seis horas”, ha explicado, tras recordar que las probabilidades de sobrevivir a un accidente grave aumentan “drásticamente” si se recibe atención médica en el plazo de una hora.

Aunque el Ejecutivo comunitario todavía no ha presentado propuestas legislativas formales para impulsar su introducción, Kroes ha defendido ante la Eurocámara que su “introducción obligatoria” es la opción “más eficaz desde el punto de vista del coste” dado que “menos del 0,5%” de la flota de vehículos en la UE lo ha introducido de forma voluntaria en la última década. “Dejarlo a los operadores privados no es suficiente”, ha insistido.

Por lo pronto, Kroes ha recomendado este jueves a los 27 que “identifiquen centros de respuesta de emergencia” a nivel nacional para garantizar que se procesan estas llamadas “automáticas” que advierten de accidentes y que los operadores de telefonía móvil “apoyan la transmisión” del servicio.

“Los Estados miembros que todavía no hayan empezado a trabajar en esto, debería comenzar”, ha explicado Kroes. “Estas recomendaciones son un paso significativo para implantar el sistema de eCall“, ha precisado, instando a los 27 a evitar “todo retraso innecesario” para garantizar que las infraestructuras y el servicio se puedan prestar “lo antes posible”.

Bruselas presentará próximamente especificaciones para guiar a los Estados miembros a establecer estos centros de respuesta de emergencia y una propuesta de reglamento para concretas las características técnicas de los sistemas de llamadas. Kroes se ha mostrado convencida de que todos los vehículos nuevos incorporarán este sistema de llamadas electrónicas a la altura de 2015 y ha precisado que sus servicios todavía estudian cómo incorporar estos sistemas a los coches antiguos en circulación. “No nos estamos olvidando de ellos”, ha explicado.

La comisaria ha agradecido el apoyo de la Eurocámara a esta iniciativa, que la lleva reclamando hace diez años y ha precisado que el Ejecutivo comunitario está “muy interesado” por preservar la protección de datos que recogerían las redes de transmisión y navegación.