Cada empleado costó a la empresa una media de 2.486,6 euros, un 0,8% más

Cada empleado costó a la empresa una media de 2.486,6 euros, un 0,8% más

Desgranando la cifra, el coste salarial por trabajador y mes ascendió a  1.819,62 euros de media, un 1% más, mientras que los otros costes subieron un 0,4%, situándose en 666,98 euros por trabajador y mes. La jornada trabajada aumentó un 0,8% en términos interanuales, aunque de media se pierden 3,3 horas semanales de trabajo, de las cuales casi la mitad son por vacaciones y fiestas disfrutadas, apunta el INE.

Por los salarios

Desde Estadística explicaron que “el principal responsable del crecimiento del coste total en este trimestre es su componente salarial”, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados. En concreto,  aumentó un 1% en tasa interanual, pasando de 1.802 a 1.819,6 euros por trabajador y mes. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), se obtiene el coste salarial ordinario, que aumentó un 0,2%. Los otros costes (costes no salariales) subieron un 0,4%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, crecieron un 0,7%. Mientras, las percepciones no salariales disminuyeron ligeramente debido al descenso de las “otras percepciones no salariales” (quebranto de moneda, desgaste de útiles o herramientas, adquisición de prendas de trabajo, gastos de locomoción y dietas de viaje, plus de distancia y transporte urbano, indemnizaciones por traslados, por finalización de contrato, etc.). El coste laboral por hora no varió respecto al primer trimestre del año anterior, “debido a que el coste por trabajador y el número de horas efectivas de trabajo aumentaron en la misma proporción”, indicaron desde el INE.

Construcción

Por sectores, la construcción es el que registró un mayor incremento del coste laboral total, sobre todo el crecimiento del coste salarial total, por el aumento de las pagas extraordinarias, y de los otros costes, en especial, por las indemnizaciones por despido. La industria presentó el mayor crecimiento del coste salarial. Por el contrario, los otros costes disminuyen debido a la caída de las indemnizaciones por despido. El sector Servicios presenta el menor aumento del coste laboral. Destaca el descenso de los salarios ordinarios, mientras que el componente no salarial aumenta moderadamente. En cuanto a las regiones, el coste laboral en Madrid y País Vasco supera en más de 300 euros la media nacional, con 2.896,2 y 2.828,6 euros, respectivamente. También superan la media nacional Cataluña (2.666,4 euros) y Navarra (2.595,2). Por contra, en Extremadura (2.072,8 euros), Canarias (2.084,5) y Galicia (2.155) dicho coste es inferior a la media en la misma cantidad. Atendiendo al crecimiento interanual del coste, Navarra (+3%) y la Comunidad Valenciana (+1,9%) presentaron las tasas más elevadas, mientras que Asturias (-1,2%) y Aragón (-0,8%) fueron en las que más bajó.