CASO DE ÉXITO 3: Nouss Intelligence, la inteligencia artificial al servicio de la planificación de procedimientos complejos

CASO DE ÉXITO 3: Nouss Intelligence, la inteligencia artificial al servicio de la planificación de procedimientos complejos

 

 

 

Nouss Intelligence nació hace escasos años en la Universidad de Alicante y ha contado con el apoyo de varias aceleradoras. Actualmente, proporciona servicios de alto valor añadido basados en la tecnología de la inteligencia artificial que resuelven eficazmente complejos problemas de planificación, tareas, y procedimientos para empresas de muchos sectores. Por ejemplo, Acciona o el Manchester City. Realizan la presentación el CEO de Nouss, Fernando Guerrero, que está en el mundo tecnológico desde 1976. Dirige proyectos internacionales desde hace casi 30 años. También asiste el director de Operaciones, Óscar Marín.

Fernando Guerrero inició la exposición de Nouss contando la situación concretar por la que nació el proyecto: una empresa valenciana planteó a la Universidad un problema con el que se había topado con un cliente: un conocido zoológico de una ciudad española. Este centro tenía un complejo proceso de planificación para el que destinaban una semana entera de un equipo de personas dedicado exclusivamente a planificar las tareas de la semana siguiente. Así fue como en el departamento correspondiente de la Universidad de Alicante se pusieron a trabajar en un nuevo proyecto.

“Se pensó hacer un sistema suficientemente genérico como para poder abordar problemas como este y algunos más complejos y, de paso, que esa organización que va a poder usar la IA para aprender la gestión de esa planificación también sea capaz, o bien de reducir costes, o bien de poder hacer más con lo mismo y con mejor calidad”.

Cuando ya se tuvo toda la información básica y se elaboró el sistema, se decidió hacer esa transferencia de la universidad al mercado creando una empresa de base tecnológica. Los responsables contactaron con Fernando Guerrero para que fuera el CEO y comenzó la andadura de Nouss Intelligence.

“Decidimos dos cosas: no queríamos vender tecnología, queríamos ofrecer un servicio. Y queríamos que ese servicio fuera algo muy tangible para la empresa: menor coste, más beneficio, más calidad. La otra decisión que tomamos era participar en la industria colaborativa. Tener la posibilidad de poder incrementar la funcionalidad que ya tienen otras empresas que ofrecen otro tipo de servicios. Con lo cual nuestros sistemas tenían que estar preparados para interconectarse con otras empresas que ofrezcan algo similar. Porque muchas veces las empresas se han gastado mucho dinero formando a todo el personal, haciendo los cambios necesarios de dispositivos o de sistemas… No puedes llegar allí y decirles que tienen que empezar de cero”.

¿Cuál es el problema con el que se topan en la mayoría de empresas? Que la planificación aún se hace de forma analógica: con tablas de Excel en la mayoría de los casos aunque los ponentes aseguran que se han topado con empresas que organizan las tareas en pizarras.

“En grandes empresas, la gestión de cientos de tareas aún hoy se realiza a través de una tabla de Excel. Aunque a veces nos sorprende, es lo más común.

Mucha gente se piensa que ya está digitalizado solo por usar un teclado y una pantalla, pero realmente están trabajando igual que si estuvieran haciéndolo con papel y lápiz.

Tienes personas de muy diferente cualificación, herramientas de diferentes especificaciones. Y cuando haces algo, eso deja de estar disponible para hacer otra tarea. Hay que ser muy cuidadoso con esa planificación para alcanzar los objetivos de la empresa”, explica Fernando Guerrero.

En ese sentido, reconoce que muchas veces, no se le da el valor suficiente al conocimiento de esa persona que se encarga de planificarlo todo y que retiene en su cabeza información vital para que esa planificación sea efectiva. Cuando esa persona se retira, las empresas se dan cuenta del verdadero valor de lo que hacía. Con el sistema de Nouss Intelligence, toda esa información, todos esos conocimientos, están registrados.

“Con un sistema como este, el conocimiento permanece en la empresa y además se va enriqueciendo con el uso, detectando aquellos datos que no eran tan evidentes desde un principio. A medida, con más datos, se predice mejor. Por ejemplo, puede detectar las horas menos productivas de un trabajador a lo largo de la semana.

También pueden ocurrir accidentes, una persona coge la baja, una máquina se avería… cómo consigues que la planificación siga adelante con las reestructuraciones necesarias. Uno de los parámetros que se asignan es el de prioridad. Así se puede saber qué tareas es necesario reasignar y cuáles quitar a otros compañeros para que hagan estas prioritarias.

Una vez que el trabajador indica que esta fuera de servicio, el sistema hace lo que tiene que hacer: coge todo ese trabajo que tenía asignado y trata de, respetando las prioridades que ha fijado el cliente, reasignarlas al resto de trabajadores de forma que aseguremos su cumplimiento.

Cada trabajador involucrado recibe en su teléfono móvil cuál es la siguiente tarea a realizar. Él no tiene que ser consciente de todas las tareas que tenía asignadas en el día y cómo van cambiando. Porque una de las grandes ventajas que hemos encontrado es reducir el nivel de estrés de los trabajadores: cuando por la mañana te dicen que tienes que hacer 20 tareas en sitios diferentes, te vas retrasando, la adrenalina sube. De esta manera, te despreocupas, el sistema te dice tu siguiente tarea y punto”.

El sistema de Nouss permite también incluir los desplazamientos necesarios para realizar cada tarea.

“¿Todas las tareas las haces en tu mesa de trabajo? Normalmente, no. Cuando es una empresa de mantenimiento, tienen que ir de un lado a otro y el transporte se convierte en una tarea más. No se trata de planificar la ruta con Google maps. Se trata de que antes de salir, tienes que saber dónde vas a hacer cada una de esas tareas para que el sistema de planificación tenga en cuanta esos desplazamientos como parte integral no sólo de a quién asignarle esa tarea sino de en qué secuencia hay que hacer los trabajos, de modo que se pierda menos tiempo en la carretera y más tiempo haciendo el trabajo que se tiene que hacer.

También se tienen en cuenta los desplazamientos dentro de una misma gran instalación y Google maps no te lo resuelve.

Otro punto interesante también es que cuando haces esa planificación con los desplazamientos, ¿qué pasa con los atascos? Podemos tener geoposicionados a los diferentes equipos para saber cuánto van a tardar en llegar a cada punto. La empresa puede incluir criterios como: si el retraso es superior a X, que esa tarea la haga otro o, que la haga igual, pero reasigna el resto de tareas a otras personas. Por lo menos, tenemos una forma de reaccionar y así, esa persona que está en un atasco puede estar confiado, que no pasa nada. Lo peor que le puede pasar es que reciba una notificación que le diga que vaya a otro sitio. De nuevo, rebajando el estrés de las personas”.

En resumen, la propuesta de Nouss implica:

  • Un software de servicio. Se paga por uso (el coste es menos del 1 % del recurso que estamos gestionando).
  • Capacidad de integración con otros sistemas existentes.
  • Funcionamiento en la nube.
  • El sistema aprende para cada cliente en concreto.

Óscar Marín, concluyó la exposición: “Este sistema no tiene vocación de reemplazar. Es un sistema de ayuda en la toma de decisiones que lo que trata de hacer es que se cumplan las prioridades del cliente. Eliminar el sesgo subjetivo que todo humano tiene a la hora de asignar y que impide garantizar que el sistema de reparto esté optimizado”.

 

Subvencionado por: