El cambio de postura de la CEOE dificulta el pacto sobre convenios con los sindicatos

El cambio de postura de la CEOE dificulta el pacto sobre convenios con los sindicatos

Las propuestas sobre la reforma de la negociación colectiva puestas la semana pasada sobre la mesa por la patronal madrileña CEIM, que suponían un endurecimiento de los planteamientos empresariales, han calado en la CEOE, según los sindicatos, que vuelven a ver lejos el acuerdo. «Esto está muy mal», han llegado a decir. Este es el pesimista horizonte que se dibuja para los sindicatos después de que el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se reunieran ayer en un encuentro que, en principio, estaba pensado para ir redactando el acuerdo definitivo. El secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, dijo tras el encuentro que «la CEOE ha vuelto al principio» con peticiones de flexibilidad interna «más allá de la reforma laboral», descuelgues generales en los convenios, eliminación de la ultractividad o la exclusión de los mismos de los directivos. Todo ello hace que el planteamiento de la reforma laboral por parte de la CEOE sea «inasumible» para los sindicatos. Según Ferrer, patronal y sindicatos se volverán a reunir mañana, pero «la cosa pinta mal», ya que, a su juicio, el tiempo ha constatado que la CEOE «ha estado jugando con los tiempos» y alargando los plazos «de forma artificial», con lo que los sindicatos ven más cerca que el Gobierno legisle unilateralmente. Por su parte, el secretario de acción sindical de CC OO Ramón Górriz, aseguró que la CEOE ha mostrado un «retroceso absoluto» en su postura y «han llegado a poner en cuestión la reforma laboral». «La propuesta no recoge las aproximaciones reales sino que se instala en posiciones maximalistas», dijo. Górriz también culpó del viraje a CEIM y colocó la visión de CEOE en la línea del plan de rescate de Portugal. Dicho esto, confió en que la patronal «recapacite» antes del 1 de junio, y dijo que «habrá que apuntarle que no haya acuerdo si no lo hay». «Aquí el que rompe la paga», sentenció. CEIM trasladó el pasado miércoles a la patronal un documento de 11 folios con propuestas coincidiendo con la junta directiva en la que Rosell intentó recabar el apoyo de los 220 miembros del órgano ejecutivo y se comprometió a seguir negociando. Pese a todo, fuentes de CEOE aseguraron que «queda poco» para alcanzar un acuerdo con los sindicatos.