El Gobierno da por hecho que Europa incorporará el corredor mediterráneo

El Gobierno da por hecho que Europa incorporará el corredor mediterráneo

J.MESTRE/ La presión ante la Unión Europea de los Gobiernos de España y Francia y de las autonomías del arco levantino parece que está a punto de dar sus frutos. El secretario de Estado de Transporte, Isaías Táboas, dio ayer por hecho que la Unión Europea incorporará en breve el corredor mediterráneo de mercancías ferroviarias en la red de transporte transeuropea. La Comisión Europea anunciará en octubre la nuevas líneas que se incluirán en su libro blanco. Hasta entonces, autoridades y agentes socioeconómicos de Andalucía, Murcia, Baleares, Valencia y Catalunya seguirán con su campaña reivindicativa. Doce alcaldes de las capitales de provincia del mediterráneo defenderán hoy este proyecto en una cumbre en Castelló.

Táboas se mostró “convencido de que en las próximas semanas” se producirá una “gran noticia” cuando la Comisión Europea “declare el corredor mediterráneo como uno de los ejes prioritarios de las redes transeuropeas de transporte”. Tras la firma de creación del Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas del Aeropuerto de Alicante, resaltó que el turismo y las ventas en el exterior son las “prioridades” del Gobierno central para el desarrollo económico del país y “por ello es el Ministerio de Fomento el que está liderando la ejecución del corredor mediterráneo, una infraestructura necesaria para la exportación”. Táboas aseguró que España “necesita el corredor mediterráneo” y que esa “es una gran apuesta porque es una necesidad objetiva para la economía de España y de todas las comunidades autónomas”.

Y es que el eje mediterráneo tiene ahora todas las papeletas para ser considerado prioritario por la Unión Europea. Cuenta con el respaldo de los Gobiernos de España y Francia, además de las autonomías del arco mediterráneo, y cumple con la mayor parte de los criterios fijados por la UE como la interconexión con zonas industriales y logísticas, la accesibilidad a los puertos, o su rentabilidad (las regiones que atraviesa concentran el 40% de la población y de la actividad económica española). La situación de ahora dista de la de 2003, cuando la UE incluyó en su primera red el eje central y descartó el mediterráneo a petición del propio Ejecutivo de Aznar. Entonces, el Consell ni la patronal valenciana movieron un dedo para cambiar el cariz de estos hechos. Autoridades y fuerzas vivas valencianas se apuntaron al corredor hace poco más de un lustro. Hasta ese momento avalaron la red radial proyectada por Madrid.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, reiteró ayer en una entrevista radiofónica que el corredor “es un proyecto prioritario que responde al interés general en tiempos de dificultad económica y debe ser la mejor infraestructura para todos”. En este mismo sentido, la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, añadió en Alicante que resulta “fundamental” lograr el corredor para aumentar la competitividad y para convertir la Comunitat en “una gran plataforma logística”.