El presidente de Mercedes-Benz España cree que el mercado recuperará los 1,3 millones de unidades