El puerto de Barcelona toma la delantera a Valencia en la reducción de costes

El puerto de Barcelona toma la delantera a Valencia en la reducción de costes

J. L. Z.- El puerto de Barcelona, las terminales de carga general y los estibadores acaban de llegar a un acuerdo para la competitividad que tendrá como objetivo incrementar la productividad de la infraestructura catalana y captar nuevos tráficos marítimos. «Sería lamentable que en Valencia no tuviera un pacto por la estabilidad social y el crecimiento». Así se expresaba ayer el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Rafael Aznar, al término del consejo de administración y aseguró que el crecimiento del año pasado (un 2,8 % en tráfico de contenedores) pudo ser mayor tras volver a advertir de la necesidad de recortar costes. Las terminales de graneles y de automóviles mantienen su tendencia descendente.

as declaraciones del máximo responsable del puerto se producen en momentos complicados en el ámbito de la estiba. Durante las últimas semanas estibadores y empresas se encuentran negociando. Algunas centrales sindicales piden un alza salarial del 3,2 %, mientras que las empresas exigen una reducción de costes. Además, tan solo se ha producido el ingreso de 50 estibadores de los 125 que se pactó entre comité de empresa y Sagep (la sociedad que gestiona la estiba) durante el año pasado. Por el momento no hay acuerdo, aunque tampoco convocadas movilizaciones. Según Aznar, el convenio de Barcelona contrasta con la situación del puerto de Valencia. «Todavía se está a tiempo de hacer las cosas bien, pero requiere el esfuerzo de todos unidos, empresas y trabajadores», comentó Aznar.

Tarifas del puente móvil

La APV también actualizó ayer la tarifa por apertura y cierre del puente móvil del puerto, que oscilará entre los 738 y los 1.752 euros, según el horario, y que se aplicará a aquellas actividades sociales y de ocio que requieran la apertura de esta infraestructura.