El sector del automóvil estudia reformar la red comercial por la crisis

El sector del automóvil estudia reformar la red comercial por la crisis

C. de Migue-. Ésta es una de las principales conclusiones del informe «El futuro de la distribución del automóvil se decide hoy», elaborado por PwC a partir de las reflexiones de los principales agentes que integran el Foro de Automoción.

El estudio apunta a una serie de variables decisivas sobre las que deberán trabajar las compañías del sector: la profesionalización, el cumplimiento normativo, la reorganización y flexibilidad o la gestión personalizada (trazabilidad), entre otras.

Uno de los aspectos más importantes para que la distribución ocupe el lugar destacado que el sector necesita es la profesionalización. La coyuntura actual obliga a la industria a disponer de profesionales cualificados y con equipos y maquinaria avanzada, capaces de responder las demandas de un cliente cada día más exigente. En este sentido, el documento destaca la necesidad de que los profesionales de la distribución cuenten con una fuerte orientación al cliente, tanto en la venta como en la postventa.

El estudio resalta el alto nivel de regulación al que está sometida la distribución del automóvil. Sin embargo, existe un cumplimiento normativo desigual por parte de algunos agentes, lo que impide el desarrollo de la libre competencia. El informe propone impulsar el cumplimiento normativo en el sector. Además, los cambios del mercado requieren que las marcas se adapten mediante una profunda reorganización, que deben acometer de forma ordenada y acordada con los concesionarios.