ENTREVISTA A… Almuplas: “APPI se ha volcado en escuchar a las empresas y eso se ha notado en mejoras en el polígono”

ENTREVISTA A… Almuplas: “APPI se ha volcado en escuchar a las empresas y eso se ha notado en mejoras en el polígono”

La empresa Almuplas se dedica a la transformación de distintos materiales plásticos, un sector inmerso en una profunda transformación desde hace años por la búsqueda constante de materiales biodegradables y más sostenibles. Con la crisis sanitaria por el COVID-19, la empresa ha suministrado, principalmente, envases para alimentación y para el embotellado de gel hidroalcohólico. Mientras tanto, ha colaborado con el Ayuntamiento de Almussafes entregando materiales plásticos para que voluntarios pudieran fabricar pantallas de protección facial.

Pregunta: ¿A qué se dedica Almuplas?

Respuesta: Almuplas se dedica a la transformación de distintos materiales plásticos. Para desarrollar nuestra actividad, utilizamos diferentes métodos de transformación. Por un lado, el termo-conformado. Es un proceso que se utiliza, principalmente, para fabricar productos barrera, alargando la vida útil del alimento sin incorporar peso extra.

Por otra parte, el método llamado extrusión-soplado. Con este proceso se consiguen productos de cuerpo hueco, principalmente, botellas y garrafas.

  Otro de los métodos de transformación que usamos es la inyección. A través de este proceso se pueden fabricar infinidad de productos de formas y características muy diversa como en nuestro caso: tapones, cubos, piezas técnicas, soportes, tarrinas, etc.

El último proceso que utilizamos es el de inyección-soplado. Combina los dos anteriores consiguiendo realizar envases de cuerpo hueco de gran transparencia y resistencia al impacto. En este momento, la producción de este proceso se destina a la fabricación de botellas para salsas, miel, gel hidroalcohólico, etc.

P: ¿A qué sectores pertenecen sus clientes?

R: Nuestra actividad está orientada, principalmente, al sector alimentario y cosmético. También estamos en continua colaboración con los institutos tecnológicos desarrollando productos técnicos y materiales sostenibles.

P: ¿Opera también internacionalmente?

R: Exportamos a varios países de Europa y al norte de África, aunque esta actividad representa un porcentaje menor de nuestra actividad.

P: ¿Desde cuándo se encuentra en el Polígono Norte? 

R: Nuestra empresa trasladó sus instalaciones desde las afueras de Almussafes hasta el Polígono Norte en el año 1991. Por aquel entonces, sólo existía este polígono en Almussafes, que se creó alrededor de la empresa Ercros.

P: ¿Quién fundo la empresa? ¿En qué año?

R: Almuplas, como tal, se fundó en 1991 cuando se trasladó al Polígono Norte, pero sus orígenes son de la década de los años setenta. Eschemika-3 se fundó gracias a una asociación entre Salvador Chelós y Vicente Escriba, siendo su principal actividad el envasado de productos para el mantenimiento del automóvil (agua destilada para el radiador, anticongelante…). Por aquel entonces, había una gran escasez de envases para el embotellado de los productos y la empresa empezó a fabricárselos. En los años ochenta, la principal actividad ya era la fabricación y serigrafía de las botellas para su propio consumo y el de otros clientes. A finales de esta década, también se incorporó la inyección en las instalaciones para poder fabricar los tapones de los envases que se consumían. Esto llevó a que, cuando se fundó Almuplas, se incorporaran 2 nuevos socios, Santiago Peinado y Jesús Gil.

P: ¿Cuántos trabajadores empezaron y cuántos hay ahora en Almuplas?

En sus inicios, eran poco menos de una decena de trabajadores, pero conforme iban cambiando la actividad, fue incrementándose la plantilla. En la actualidad, la plantilla de la empresa se compone de 25 trabajadores fijos, que se incrementa en momentos puntuales del año cuando hay un pico de producción.

P: ¿Quién lleva ahora la dirección?

La dirección ha pasado en los últimos años de Salvador Chelós a sus hijos, que ya ejercían puestos directivos en diferentes áreas. El principal objetivo que se han marcado es la conversión de la empresa a una más sostenible energéticamente y con materias primas igual de sostenibles. Para los distintos métodos de producción, estamos sustituyendo la maquinaria, tanto de éstos como de los equipos auxiliares, a máquinas con mayor eficiencia energética. En cuanto a las materias primas, colaboramos continuamente con los distintos institutos que se encuentran en la Comunidad Valenciana en el desarrollo e investigación de nuevos materiales biodegradables, o aditivando los ya existentes, para conseguir propiedades más óptimas para usos determinados.

P: ¿Qué opina de la situación de las áreas industriales de Almussafes?

Entendemos que el polígono Juan Carlos I tenga mejores accesos y servicios ya que la envergadura de esa área industrial con relación al Polígono Norte no es comparable. El Polígono Norte también tiene los accesos limitados y marcados por la antigua carretera nacional (N-340) que pasaba justo por la entrada del polígono. En cuanto a servicios, desde Almuplas entendemos que no haya empresas de servicios que quieran invertir en este polígono debido al tamaño y a los horarios de los trabajadores.

P: ¿Qué cree que necesita el polígono?

R: A nuestro parecer, la principal necesidad del Polígono Norte es dar una pequeña área de servicio para los pocos profesionales del transporte que tienen que pasar sus horas de descanso aquí. Además, debido al gran volumen de trabajadores de ambos polígonos, pensamos que sería necesario un servicio de atención sanitaria abierta 24 h del día para poder atender las urgencias a cualquier hora.

P: ¿Ha notado mejoría en los últimos años?  

R: Sí, realmente se han notado muchos cambios desde que entramos a formar parte de la APPI. La asociación se ha volcado en escuchar y cumplir lo que se les solicita. La última mejora se ha producido durante estos días de confinamiento. Se ha cambiado toda la iluminación de la vía pública por lámparas LED.

P: ¿Cómo ha afectado la crisis del coronavirus a la compañía?

R: Nuestro principal sector es el de la alimentación para la restauración y es el que más se ha visto afectado. Sin embargo, ha repercutido en un mayor volumen de fabricación de envases (botellas) que se han destinado al envasado de gel hidroalcohólico. De hecho, nuestro principal cliente de este tipo de envase es un laboratorio que abastece a todos los hospitales del País Vasco.

P: La alimentación y la industria química han sido sectores clave en esta crisis, ¿cómo se ha adaptado Almuplas?

R: Almuplas se ha adaptado según las necesidades de sus clientes. Realmente, nuestros clientes han consumido productos que ya estaban en funcionamiento.

Y desde aquí, lanzar un agradecimiento a toda nuestra plantilla por el esfuerzo que han hecho estos días, acudiendo a su puesto de trabajo con normalidad. Sabemos que cada uno tiene una circunstancia particular, pero todos han cumplido ejemplarmente. Mil gracias.

P: ¿Cuáles son los retos de futuro que se plantean ahora?

R: Como decíamos antes, nuestros retos para el futuro son, por un lado, seguir trabajando en una línea más sostenible buscando una mejoría en la eficiencia energética y continuar colaborando con los institutos en proyectos I+D+i para el desarrollo de nuevos materiales biodegradables.