Ford prevé recuperarse en 2011 por la demanda de Rusia y otros países europeos

Ford prevé recuperarse en 2011 por la demanda de Rusia y otros países europeos

JOSÉ LUIS ZARAGOZÁ.- El sector del automóvil y la industria auxiliar instalada en la Comunitat Valenciana aseguran que comienza a verse la luz al final del túnel. El director general de Fabricación de Ford España, Antonio Adés, indicó ayer que tanto esta factoría -que exporta el 85 % de su producción- como el resto del sector del automóvil en España están mejor que en 2009 y 2010, ya que se espera una demanda global de vehículos de 16 millones de unidades en Europa durante 2011, frente a los 14 millones de los ejercicios precedentes, marcados de lleno por la crisis y el desplome de ventas. Adés atribuye la recuperación del mercado a las mayores ventas en grandes mercados como Rusia, Turquía y otros países europeos. El C-Max “tira” de la factoría valenciana con demandas adicionales a las previstas, lo que también permite contratar más trabajadores, según Adés. Eso provoca que la planta funcione “fantásticamente bien”. Sin concretar la futura carga de trabajo (además del C-Max, produce unidades del Fiesta y hasta el verano, del Focus) y posibles nuevos modelos -en el aire sigue el Kuga- el directivo de la multinacional sostiene que la planta valenciana mejorará los datos de años anteriores. Ford Almussafes realizó un total de 256.650 vehículos en 2010, frente a los 300.347 de 2009, es decir un 14,55 % menos. El conjunto de fábricas españolas mejoraron la actividad en un 10 %, aunque con niveles muy inferiores a los de temporadas anteriores a la crisis. El presidente de la Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción (Avia), Emilio Orta, también reconocía ayer con motivo de la presentación del 13º Congreso de la Asociación Europea de Ingenieros de la Automoción (EAEC) -se celebrará en Valencia entre los días 13 y 16 de junio- que bien puede hablarse de una “recuperación” tras años de “caída libre”. Con todo, advirtió de las serias desventajas de los proveedores valencianos y españoles por la competencia de la industria auxiliar instalada en países con menores costes laborales. Orta reconoce esa desproporción y resalta que la fuga de empresas y deslocalizaciones se frenan con el mayor nivel de calidad y de I+D de las compañías locales instaladas en la Comunitat Valenciana, cuyo empleo se eleva a 8.000 personas. Países con costes baratos El profesor de la Universidad Politécnica y director del congreso de EAEC, Josep Font, afirmó que “los fabricantes de automóviles que valoran instalarse en países con costes baratos se han dado cuenta que en España se puede producir con costes moderados, unos niveles de calidad superiores y con mejor productividad”. El congreso de EAEC reunirá a 350 técnicos de toda Europa.