Herrera da la cara por el automóvil y pide a Rajoy apoyo para esta industria

Herrera da la cara por el automóvil y pide a Rajoy apoyo para esta industria

Juan Vicente Herrera y José Vicente de los Mozos conversan en el despacho del presidente de la Junta – Foto: Dos Santos

R. Ortega.- El presidente de la Junta de Castilla y León defiende la importancia del sector del automóvil en nuestra Comunidad, que acapara el 25 por ciento de la industria regional y el 45 por ciento de las exportaciones, y da trabajo a más de 65.000 personas, y apuesta decididamente por el vehículo eléctrico para crear empleo y riqueza. «No hay marcha atrás y tenemos que apoyar a Renault», señalaba, tras anunciar que en breves fechas se reunirá con el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy al que pedirá que proteja y de la cara por esta industria. «España debe apoyar y proteger al automóvil», destacaba .

Herrera se expresaba así tras reunirse con el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, y avanzaba también que en unas semanas se presentará, con la presencia del ministro de Industra, José Manuel Soria, el nuevo motor  que se construirá en Valladolid, y que tendrá  un volumen de un millón de piezas que se destinarán a los ensamblajes de los vehículos que la compañía fabrica en el resto del mundo.

Por su parte, De los Mozos confirmaba que Renault mantiene todos sus planes de producción previstos en nuestra Comunidad, pase lo que pase con la evolución del mercado.

Al respecto, explicaba que la fabricación en la factoría de Valladolid del nuevo modelo de coche convencional, el X-87, fruto de una alianza entre Renault y Nissan, saldrá a la venta en 2013 como estaba previsto, y no sufrirá ninguna variación la producción aunque las ventas en el mercado no sean las esperadas.
Respecto a la situación de las distintas plantas de Renault en España. De los Mozos se muestra optimista y señala que no prevé nuevos días de parada de la producción que los 29 previstos en el ERE que se aplica en la fábrica de Carrocería y Montaje en Valladolid, para prepararse a la fabricacióndel X-87, y que afecta a 2.295 trabajadores.

El presidente de Renault avanzó también que la fábrica de Motores de Valladolid comenzará a construir este año nuevos propulsores, mientras que en apenas una semanas se empezará a fabricar la nueva fase del Megane en factoría de Villamuriel de Cerrato, en Palencia. Sobre esta planta, De los Mozos recordó que el pasado mes de octubre se suprimió el turno de noche por la bajada de las ventas y  aunque no descartó recuperarle, condicionó este hecho a que el mercado sea favorable. El presidente de renault España destacó también la importancia y repercusión de la nueva planta de la marca en Tánger (Marruecos) que, «lejos de ser un problema como vaticinaban muchos, está permitiendo que, por ejemplo, la planta de Sevilla, produzca unas 50.000 cajas de cambios,  y la de Motores  y Montaje en Valladolid una cifra similar de propulsores y piezas de estampación.

«Estamos preparados»
Finalmente, De los Mozos hizo hincapié en la formación y en la intención de la marca del rombo de crear un buen vivero de personas bien formadas y preparadas, y destacó la apuesta de Renault por su «Twizy». «Hay un problema de contaminación importante y la escasez de petróleo abre enormes posibilidades al coche eléctrico como una seria alternativa segura y limpia. Y estamos preparados para hacer frente a la demanda», destacó.

Crecen las exportaciónes a pesar de las crisis
Buenas noticias para la industria de Castilla y León. Y especialmente ahora, en momentos de dificultades económicas como el actual. Gracias al esfuerzo y dedicación de los trabajadores y empresarios de esta tierra, la industria de la Comunidad ha conseguido exportar entre enero y noviembre del pasado año 11.945 millones de euros, lo que supone un 20,7 por ciento más que en todo el 2010, que ya fue récord con 10.400 millones, por lo que a falta de contabilizar el mes de diciembre, este dato ya supone una nueva marca histórica para Castilla y León, que abre un horizonte de esperanza y optimismo. El superávit de la balanza comercial es de 1.600 millones de euros, con una tasa de cobertura regional del 120 por ciento, cuando en España esta tasa es del 82 por ciento.