Herrera logra de Renault compromiso con el empleo y con el coche eléctrico

Herrera logra de Renault compromiso con el empleo y con el coche eléctrico

José María Sánchez Y para ambas cuestiones recibió una respuesta positiva. De esta manera, Herrera lograba ayer la promesa de la Alianza Renault-Nissan -con presencia fabril en Valladolid, Palencia y Ávila- de «mantener y desarrollar importantes proyectos, ya conocidos», entre los que destaca la fabricación del primer coche eléctrico que se va a ensamblar en España, en concreto en la planta de Carrocería-Montaje de Renault de Valladolid a finales de este año. La capital del Pisuerga será la primera en fabricar el Twizy, uno de los cuatro modelos que prevé lanzar al mercado Renault desde 2012, y que ya se encuentra en preventa por un precio de 4.917 euros -casi 7.000 son las ayudas previstas-. La gama ZE de Renault, junto a la que desarrolla de forma paralela Nissan, podría poner en circulación 1,5 millones de vehículos eléctricos de la alianza en el mundo en cinco años. Ghosn agradeció al presidente de Castilla y León el esfuerzo que ha realizado el Gobierno regional para lograr que las factorías instaladas en la Comunidad sean más competitivas. Un esfuerzo que, junto con el realizado por trabajadores y empresas, ha tenido como fruto la adjudicación de nuevos productos que aseguran el fruto de las fábricas de Castilla y León y de España. Así lo planteó en la reunión a la que también acudieron el vicepresidente económico de la Junta, Tomás Villanueva y la élite de Renault en nuestro país, con la presencia de Jean Pierre Laurent, presidente de la firma del rombo en España; el director de Fabricaciones, Gerard Lequerq, y el director de Fabricaciones de las Plantas de Vehículos del Grupo Renault, José Vicente de los Mozos. Durante su estancia en Valladolid, el presidente mundial de Renault visitó la factoría de Motores de Valladolid, donde se reunió junto al Comité de Dirección en España con doscientos mandos. Búsqueda de competitividad Gohsn aprovechó la ocasión para felicitar a los trabajadores de la compañía por el esfuerzo realizado para llegar un acuerdo, lo que permitió materializar el «Pacto por el Empleo y la Competitividad», crucial para conseguir una mejora en la producción. La firma de ese memorando permitió garantizar el futuro a medio plazo de las fábricas españolas de la compañía fala con la adjudicación de nuevos productos. No obstante, Carlos Ghosn confirmó que «habrá que continuar realizando esfuerzos para superar la crisis, preparándose para la recuperación de los mercados y conseguir los objetivos del Plan Estratégico Renault 2016. Drive the change». Del mismo modo, Ghosn remarcó que la factoría de Motores vallisoletana puede convertirse en «referente mundial de la fabricación» de ese componente en la automoción. En la actualidad, de esa planta sale el 40 por ciento de los motores del grupo, con un volumen de exportación que supera el 85 por ciento en dirección  a otras instalaciones de la ‘joint venture’ que Renault conforma junto a la nipona Nissan. También sacó tiempo para visitar la fábrica de Villamuriel de Cerrato, en la provincia de Palencia, donde se fabrica en exclusiva el modelo «Mégane». Allí destacó el alto nivel de calidad de la cadena de producción, lo que ha hecho de este modelo uno de los coches más vendidos.