Japón quiere volver a la normalidad: Toyota reabrirá mañana siete factorías

Japón quiere volver a la normalidad: Toyota reabrirá mañana siete factorías

Toyota, que suspendió sus operaciones en el país el viernes tras el terremoto del pasado 11 de diciembre y canceló las horas extraordinarias en sus plantas estadounidenses, ha declarado que espera poner en marcha de nuevo siete de sus factorías, ubicadas en la prefectura de Aichi, este jueves. Según estimaciones de Advanced Research Japan, el beneficio de Toyota podría haberse visto recortado en 80 millones de dólares diarios por estos cierres. Por su parte, el fabricante de neumáticos Bridgestone (+7%) ha reabierto hoy mismo las plantas cerradas tras el seísmo (entregarán pedidos ya el 18 de marzo). Mientras, Honda y Mazda mantendrán sus factorías clausuradas hasta el 20 de marzo, y Suzuki se planteará qué opción tomar durante la jornada de hoy. Al mismo tiempo, Nissan ha anunciado el cierre de cuatro plantas más y otras dos hasta el 18 de marzo; y Mitsubishi (+6,8%; 94 yenes) ha reanudado la producción en tres de sus fabricas ubicadas en el centro y el oeste del país. Quien también esperar reiniciar "pronto' el trabajo en su refinerías de Kawasaki es la petrolera estadunidense Exxon. En concreto, el gigante norteamericano ha señalado que, "como pronto, prevé comenzar operaciones mañana (…) y estar a pleno rendimiento pocos días después' (allí producen 335.000 barriles diarios). No obstante, muchas compañías extranjeras están repatriando a sus trabajadores destinados en Japón ante la amenaza nuclear. Es el caso de Blackstone, Continental y BMW, mientras Citi comienza a implementar planes también en este sentido. Al mismo tiempo, Deutsche Lufthansa ha seguido el ejemplo de Air France-KLM y Austrian Airlines y ha decidido suspender sus vuelos al país hasta que se resuelva la crisis. Si bien, las principales aerolíneas estadounidenses, Delta Air Lines y United, sí mantienen su servicio con Tokio, aunque añaden más combustible de emergencia del habitual para hacer frente a posibles desviaciones inesperadas.