Johnson Controls comienza a producir asientos para coche en su nueva instalación de Kecskemét, Hungría