Junta CyL y Renault comparten con regiones UE sus planes para coche eléctrico

Junta CyL y Renault comparten con regiones UE sus planes para coche eléctrico

La Junta de Castilla y León y Renault han compartido hoy sus estrategias industriales y de implantación del vehículo eléctrico con los participantes de un encuentro monográfico sobre esta cuestión, celebrado en el plenario del Comité de las Regiones de la Unión Europea. Al término de la sesión, el director general de Industria de la Junta de Castilla y León, Carlos Martín, ha declarado que aún “hay muchas barreras” para conseguir la implantación del coche eléctrico en la sociedad española, entre las que ha destacado el propio diseño definitivo de las infraestructuras de recarga necesarias y la adaptación de la sociedad “al nuevo concepto” mediante campañas de sensibilización. Martín ha compartido la “cautela” con la que la Unión Europea observa el proceso de implantación del coche eléctrico, aunque la Junta de Castilla y León mantiene el objetivo de que en 2015 haya en esta Comunidad 15.000 vehículos de este tipo, un cálculo basado en la previsión del Gobierno central de que en España haya en ese mismo año 250.000 vehículos eléctricos. El representante de la Junta ha explicado que los cálculos de la Unión Europea son “más conservadores” y hablan de 750.000 vehículos en el año 2020, por lo que González ha destacado que “hay que dar un impulso” para que el mercado potencial de este vehículo sea real y llegue a tiempo para dar salida a la fabricación de compañías como Renault, que producirá en Valladolid el primer coche eléctrico en España a finales del presente 2011. La participación de la Junta de Castilla y León en el plenario del Comité de las Regiones de la UE ha servido también para intentar buscar financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), presente en el foro, y para compartir experiencias con otras regiones que también cuentan con estrategias o que han tomado medidas para que la implantación del vehículo eléctrico sea una realidad. Esta reunión forma parte del denominado “grupo de electromovilidad”, en el que otras autonomías españolas como País Vasco y Aragón han expuesto sus experiencias, junto a las regiones europeas de Amsterdam (Holanda), West Middlands (Rumanía), Bretaña (Francia) y Vatra Gotaland (Suecia).