La crisis provoca la venta de un 55% más de coches usados que nuevos en la C. Valenciana

La crisis provoca la venta de un 55% más de coches usados que nuevos en la C. Valenciana

JOSÉ LUIS ZARAGOZÁ La crisis económica cambia hábitos de compra y el sector del automóvil, uno de los más afectados por el desplome del consumo, sufre de lleno esta experiencia. Mientras los fabricantes ya han tomado cartas en el asunto para sacar al mercado más modelos del segmento pequeño y mediano, además de apostar por los híbridos y eléctricos a largo plazo, los concesionarios y vendedores tratan de mejorar su cuenta de explotación con la comercialización de vehículos de ocasión, que ya superan en un 55,1% la de nuevos -la más alta de la historia- en la Comunitat Valenciana, según constatan los datos del sector en el cierre del ejercicio 2010. El informe de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) incluye 153.240 ventas de coches de segunda mano (un 2,4% más que en 2009), frente a los 98.620 nuevos , que supone un 3 % más que en 2009 ante el tirón de ventas del primer semestre por las ayudas públicas y porque la comparación es respecto a un año de escasas ventas. La cifra de negocio que maneja el sector de los vehículos de ocasión se eleva a 800 millones de euros en la Comunitat Valenciana, un 0,1% más. La venta de este tipo de coches mantuvo la misma tónica en otras autonomías. Estos representan una relación de ventas de 1,6 coches usados por cada nuevo en el caso de Valencia, Castelló y Alicante. Tendencia al alza Para el representante de Ganvam en la Comunitat Valenciana, Francisco Götz, la “tendencia al alza en la venta de los vehículos de ocasión resulta imparable de cara a los próximos años por la situación de crisis económica y la restricción del crédito por parte de las entidades financieras” para la adquisición de vehículos, que cifra en un 50% inferior en comparación con años precedentes. En el futuro es posible que por cada vehículo nuevo se vendan dos usados, tal como ocurre en otros mercados de la Unión Europea (UE), según Götz. Desde la patronal de concesionarios Faconauto sostienen que “las crisis y la búsqueda de precios bajos impulsa la compraventa de de vehículos de ocasión, entre los que hay que que incluir los de kilómetro cero o las adquisiciones de las empresas de alquiler”, puntualiza Manuel Palma. El informe de Ganvam muestra cómo la crisis aumentó en tres puntos porcentuales las operaciones de venta de vehículos de ocasión entre particulares, que no dudaron en acudir a este mercado como una alternativa de movilidad a un precio más económico. Cerca de seis de cada diez operaciones de venta de usados se efectuó entre particulares, mientras que el 28 % se canalizó directamente desde las redes oficiales de concesionarios. Las dificultades de acceso a la financiación y el fin del Plan 200E orientaron la demanda hacia los vehículos denominados mileuristas, por su mayor antigüedad y rodaje pero, sobre todo, menor precio y la posibilidad de pagarlos al contado. Esta circunstancia, además, ha provocado un aumento de la edad de los vehículos comercializados, hasta el punto de que el 59 % tienen ocho o más años. Los vehículos seminuevos de hasta tres años, apenas representan el 16 % de este mercado. Los modelos de gama media baja siguieron siendo los reyes del sector de los usados, con una cuota del 39 %, seguidos de los coches de gama baja (29 %); media alta (25 %) y alta (7 %).