La factoría de Valladolid fabricará la nueva versión del motor K-9 de Renault

La factoría de Valladolid fabricará la nueva versión del motor K-9 de Renault

Con este acuerdo, Renault renueva la confianza en la factoría de Motores vallisoletana para la construcción de las nuevas generaciones del propulsor K9 diésel. Se trata del motor K9 Gen 6, una nueva versión que conseguirá, sin duda, mantener a la planta de Valladolid como referente dentro del Grupo Renault.

Renault ha invertido específicamente en este proyecto cerca de 6 millones de euros para adaptar las líneas de montaje motor y de mecanizado de cárter, culatas, árboles de levas, cigüeñales, bielas y volantes. Un proyecto en el que se han podido poner en marcha técnicas como el “Carry-Over” industrial que ha permitido reducir plazos y costes frente a la puesta en marcha de proyectos similares, o el “Desing to Logistic” que ha hecho posible reducir las inversiones necesarias para la distribución posterior de estos motores.

El K9 Gen 6 es un motor de la gama Energy, un dCi 110 que se montará en vehículos de la gama Renault, Dacia y Nissan en Europa. Este nuevo propulsor, que comenzará a fabricarse en serie tras el Acuerdo de Fabricación se adapta a las nuevas normas medioambientales europeas Euro 6 y se enmarca dentro del proyecto global de fabricar productos ecológicos en el que está inmersa la factoría vallisoletana de Motores.

La nueva generación del motor k9 forma parte de la estrategia “downsizing” puesta en marcha en los motores térmicos del Grupo con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 y consumos sin influir negativamente en las prestaciones de par y motor, asegurando así la movilidad sostenible y el placer de conducción. Así, el nuevo motor consumirá 4 litros por cada cien kilómetros y emitirá menos de cien gramos de CO2 por kilómetro.

La factoría de Motores de Valladolid lleva funcionando desde 1965, durante este tiempo ha fabricado más de 20 millones de motores y cuenta con 2.144 trabajadores. En la actualidad, además del motor diésel K9, la planta produce los propulsores de gasolina K4 y H4Jt. En 2010, esta fábrica vallisoletana construyó el 35% de los motores del Grupo Renault. Un porcentaje que la posiciona como una de las factorías más importantes del Grupo en términos de volumen. Especializada en motores de alta tecnología, la planta exporta el 85% de su producción a más de 20 factorías de vehículos en el mundo.