La Generalitat suspende la línea de ayudas para los polígonos que iba a financiar diferentes mejoras en el Polígono La Ermita del Romaní

La Generalitat suspende la línea de ayudas para los polígonos que iba a financiar diferentes mejoras en el Polígono La Ermita del Romaní

La Conselleria de Economía y Sectores Productivos ha anunciado a los ayuntamientos la suspensión de la línea de ayudas del IVACE destinada a la mejora y modernización de polígonos industriales para poder destinar el importe reservado en esta subvención para las ayudas de emergencia creadas para ayudar a los autónomos que han sufrido las consecuencias de la crisis sanitara causada por el COVID-19.

El Ayuntamiento de Sollana ya había elaborado la memoria para solicitar las subvenciones. Este año, 175.000 euros para realizar diferentes actuaciones en el polígono La ermita del Romaní como la instalación de cámaras de vigilancia, la mejora del alumbrado público o la repavimentación de diferentes calles.

Para el sistema de cámaras de vigilancia conectado a la Policía Local se habían presupuestado 23.107 euros, mientras que, para la mejora del alumbrado público, mediante medidas de eficiencia energética o energías renovables se destinaban 35.075,96 euros.

Para la mejora de zonas verdes, implantación de recorridos biosaludables y regeneración paisajística del polígono se reservaban 11.600 euros. La mayor partida, 80.297 euros, se destinaba a la mejora viaria (más aparcamientos, más viales, viales más amplios, nuevos accesos, pasarelas peatonales) así como operaciones de remodelación que conllevaran las anteriores.

Por último, la memoria de actuaciones reservaba 1.800 euros para la señalización e identificación de calles y otros 9.900 euros para la mejora de la señalización horizontal y vertical. En total, 161.781,17 euros a los que se sumaban 13.126,02 euros más para financiar el coste de la redacción de los proyectos.

Estas ayudas, junto a las conseguidas en la convocatoria de 2019, iban a permitir disponer de un polígono industrial en mejores condiciones, respondiendo así a las reivindicaciones de los empresarios y de APPI. De hecho, la Gerencia de la asociación se reunió a mediados de enero con el alcalde y el arquitecto municipal para confirmar las actuaciones que se iban a financiar.